Publicidad

Las pymes turísticas se proponen reestructuraciones

El sector turístico responsable de más del 10% del PIB y por lo tanto uno de los motores de la economía, está atravesando tiempos difíciles. Registró un descenso del 4,9 % de turistas en los 7 primeros meses de 2009 y una caída de los gastos turísticos del 6 %, igualmente no es una sorpresa, los expertos estimaban que el sector turístico llegaría a este momento.

Mientras que ya se nota que una gran parte de las empresas del sector ponen en marcha diferentes reformas en sus actividades, tratando que la crisis le sea lo menor dañina posible.

Las pymes turísticas se han puesto como principal objetivo el de competir en valor añadido, tratando de lograr transmitirles a sus clientes emociones, experiencias irrepetibles y momentos inigualables como una experiencia que deseen volver a repetir.

Si bien este objetivo ha sido diseñado por los grandes grupos empresariales, debería incluir sobre todo a las pequeñas y medianas empresas, dado que en el sector turístico existe una gran diferencia entre las grandes compañías y las pymes.

Las grandes empresas turísticas tienen la ventaja de poder obtener financiación de manera más fácil que las pequeñas y medianas empresas. Pero por lado, una ventaja con que cuentan las pymes es en dinamismo y en una mayor capacidad de reacción para poner en marcha nuevos planes de negocio e incluso iniciativas.

Los analistas han previsto que para los próximos meses se dará un proceso de concentración de empresas del ramo, sobre todo entre las compañías de hostelería y entre las cadenas de agencias de viajes. Dada la necesidad de una mayor consolidación ante la crisis y como salida ante la misma, esto dará lugar a transacciones corporativas en los próximos meses, incluso ya existen ciertos casos como la integración de Hesperia y NH.

Desde las autoridades han estado estudiando medidas ante las necesidades de renovación de un sector dominado por las pymes y, por el gran problema que tienen estas para acceder a financiación. Las Administraciones públicas y el Gobierno Central, ya han puesto en marcha planes para favorecer la reconversión de las actividades turísticas que no pueden hacerse lugar en el modelo competitivo.

Mediante la aprobación del Plan de Turismo Español Horizonte 2020, se realizó un diagnóstico dentro del que enmarcan las fortalezas, debilidades y las vías para la transformación a las que es necesario hacer frente en el sector como objetivo de mantener su posición de liderazgo internacional. Con este objetivo es que el Ejecutivo puso en marcha el Plan Renove Turismo en 2008, con la finalidad de facilitarles a las pymes turísticas el acceso al crédito, aún a pesar de la difícil situación por la que pasaba el sector bancario. A dichos planes se le suman iniciativas como el Plan FuturE, lo que se considera la continuación del Plan Renove, o el proyecto Turismo Senior Europa, por medio del que se trata de atraer turistas de la tercera edad.

Como primera medida es necesario que todos los empresarios del sector confluyan en una única dirección, tratando que el turismo cambie su modelo de gestión y siendo el centro del nuevo sistema el consumidor.
Desde el sector recuerdan que hasta hace poco la estrategia de comercialización de los productos turísticos era mayorista, en cambio en medio de la actual coyuntura hay que salir a buscar a cada cliente en particular y señalan que esto ocurre tanto en las grandes empresas como en las pymes.

Existen varios ejemplos de hoteles que datan de varios años y ante la necesidad de una renovación o mejoramiento han solicitado un préstamo del Plan Renove Turismo para poder adquirir un horno o poder mejorar la instalación de frío. Esta solución le ha valido para mejorar la calidad de sus platos y más ante diferentes eventos.

Otro de los ejemplos son los hoteles que necesitan de una reforma y con la llegada del Plan Renove Turismo, deciden financiar sus obras de reformas con préstamos a través de la línea del Instituto de Crédito Oficial (ICO), sirviéndoles para mejorar sus alojamientos y ganar en calidad y subir de categoría.

Uno de los mayores problemas que afrontan las pymes del turismo español es como lograr romper la estacionalidad de las visitas que recibe España. Con el fin de superar este obstáculo, la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur) ha lanzado un programa de turismo senior para atraer a visitantes que proceden de países de la Unión Europea en otoño e invierno.

En tanto que como empresa adjudicataria del concurso para prestar este servicio, ha sido la empresa Viajes Zoetrope, que se dedica a la organización de viajes colectivos en España. La compañía se encargará de la organización y comercialización. Desde la empresa declararon que estos viajes generarán negocios por 40 millones de euros.

Durante este año se pondrá en marcha un proyecto piloto. Existen dos comunidades que se adhirieron al programa, son Baleares y Andalucía. Estos viajes tendrán una duración de entre 7 y 28 noches. Se encuentran dirigidos a personas de más de 55 años y tienen un precio cerrado de 365 euros.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *