Publicidad

Las pymes reclaman participar en la privatización de servicios

La patronal alicantina de pymes (Cepyme) se reune en la sede con el consejero de Economía para poder llegar a una mejor participación en la privatización de servicios para poder lograr los objetivos de las mismas.

En este encuentro los pequeños y medianos empresarios responsables reclaman al consejero poder participar en los procesos de privatización que fueron anunciados de momento en materia sanitaria en la Comunidad Valenciana. Las pymes no quieren perder tiempo ante los nuevos tiempos que corren y las oportunidades de negocio que saparecen, y tampoco quieren que las grandes empresas, en muchos casos extranjeras, copen todas las nuevas adjudicaciones. Este consejero animó a las pymes a constituirse en UTE para ganar tamaño y poder presentarse con más posibilidades a los citados procesos.

En la reunión se trataron temas especialmente delicados en estos momentos para los empresarios  y entre ellos, Cepyme trasladó al titular de Economía que los empresarios han perdido la confianza en las Administraciones valencianas como gestoras de las mismas.

Los empresarios presentaron las dificultades que existen en materia de financiación y con respecto a este asunto, Cepyme propuso a Buch(consejero de Economia) la creación de un observatorio que vigile comisiones que en muchos casos consideran abusivas. Este aseguró que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) es quien se anticipa ya ante este tipo de situaciones y animó a los empresarios a que denuncien estas comisiones abusivas ante este organismo público.

Las pequeñas y medianas empresas que suponen que la mayoría aplasto el tejido productivo de la Comunidad Valenciana, no se resignan con la representatividad que tienen y reclamaron más presencia queriendo tener un lugar donde se vayan a tomar decisiones que afecten a las pymes de la Comunidad Valenciana.

La lista es larga, pero empieza por el CES (Consejo Económico y Social), el pacto que sustituya al Pavace o cualquier otro autonómico, provincial o municipal donde se traten asuntos que afecten a los empresarios.

A las pymes no les sirve que en muchos de estos ya estén representados los empresarios a través de la gran patronal (Cierval a nivel autonómico o Coepa en el ámbito de la provincia de Alicante) ya que quieren defender sus intereses particulares ya que no todos tienen los mismo problemas.

Por otra parte, el grupo Spri ha incrementado un 53% en tres años el presupuesto destinado a sus ayudas a las pymes, las pequeñas y medianas empresas que suponen el 90% del tejido empresarial en el País Vasco. En concreto, desde 2009 a este año el presupuesto ha subido de 183 a 280 millones de euros, según un informe de actividad del Gobierno vasco referido a 2011.

Con este dinero la SPRI ha conseguido apoyar un 35% más de proyectos de internacionalización, abarcando un ámbito de 61 países, 10 más que hace tres años.
Tambien se han reducido su gasto corriente el 22% sobre 2008 que era de 51,5 millones reduciendose a 40,3 en 2011. Mientras en 2008, con 1 euro de gasto se producían 7,5 para subvenciones; en 2011 el mismo euro ha servido para producir 19,1 en subvenciones.

El consejero de Industria y presidente del Grupo Spri destacaron que este conjunto de sociedades públicas  rentabiliza cada euro para que se convierta en más infraestructuras, más financiación directa, más subvenciones o más países en los que acompañar a nuestras empresas.

Respecto a la financiación correspondiente la SPRI invirtio 108,25 millones de euros en 523 empresas que han supuesto un compromiso de generación de 1.234 empleos directos y 12.000 inducidos. Con esto han salido adelante 3.200 proyectos en tecnologías de la información, innovación tecnológica e I+D, por un importe de 164 millones de euros.

Con respecto a los criterios de eficiencia,se han llevado a la SPRI a reducir el número de altos cargos y el número de sociedades, pasando de las 29 originales, a las 25 actuales, que quedarán a final de año en 19, lo que supone una reducción del 34% en el número de sociedades. Además, se han invertido 28 millones de euros en créditos participativos y se han formalizado avales por un valor de casi 80 millones de euros a través de Capital Riesgo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *