Publicidad

Las pyme alargan su ciclo vital pero sucumben al relevo generacional

El 50% de las pyme que se crean cada año logran sobrevivir siete años en el mercado, aunque dos de cada tres compañías lo hacen sólo durante la primera generación empresarios, según desvela un estudio de VR Business Brokers. Aunque el dato no es del todo positivo, sí que mejora las últimas cifras sobre el ciclo vital de la pequeña y mediana empresa, que situaban la esperanza media de vida en cuatro años.Los emprendedores no sólo tienen que hacer frente a las duras condiciones de un mercado que cada vez favorece más a las grandes multinacionales o a una coyuntura actualmente desfavorable. De hecho, su principal enemigo está muchas veces en casa. Se trata del relevo generacional una de las principales causas de mortandad en la empresa familiar y la mayor parte de las pyme. El estudio de la consultora también revela que el 65% de las compañías deja de funcionar durante la primera generación y que sólo un 25% alcanza la segunda,  un porcentaje que se reduce al 9% en la tercera y al 1% en la cuarta.

En muchos casos se trata de falta de vocación por parte de los sucesores, mientras que en otros es el propio conflicto generacional entre fundador y sus herederos lo que termina matando a la empresa. Contar con un buen protocolo familiar es la mejor fórmula para evitar cualquier tipo de problema, así como planificar con tiempo el relevo.

Para quienes no encuentren relevo una buena idea puede ser vender la empresa en lugar de liquidarla.  Es algo que pocos empresarios hacen, pero que puede ser muy rentable, dado que obtendrán una serie de plusvalías y su negocio podrá seguir funcionando. De hecho, la compra de un negocio en funcionamiento es una posibilidad nada desdeñable para los emprendedores que deseen iniciarse en el mundo de los negocios. Evidentemente puede no tratarse de la idea original del nuevo empresario, pero al adquirir una compañía en marcha se ahorra muchos trámites empresariales y dispone desde el principio de una estructura sólida y un negocio probado a partir del cual desarrollar su propia idea. El mayor inconveniente en estos casos suele ser el dinero y la financiación, aunque esto es algo común siempre que empieza un negocio, ya sea nuevo o viejo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *