Publicidad

Las nuevas tecnologías de las empresas de reparación de cimentaciones

No son pocas las ocasiones en las que un edificio puede llegar a experimentar grietas en los muros, en el suelo o en el pavimento debido a movimientos en el terreno o al paso del tiempo. Es algo más habitual de lo que parece y para lo que hasta hace poco apenas existían soluciones más allá de llevar a cabo una obra de reforma que corrigiera esa situación. 

Cimentaciones

En la actualidad la innovación en este campo ha propiciado que surjan nuevas metodologías para reparar las cimentaciones de cualquier tipo de edificio, como puede ser la inyección de resina expansiva para la consolidación de los suelos que lleva a cabo la empresa de reparación de cimentaciones Uretek (visita la web para más información). Esta empresa se ha convertido en todo un referente en el sector y cientos de trabajos en edificios de todo tipo avalan esta innovadora solución como una forma rápida y efectiva de reparar las cimentaciones dañadas.

Esta tecnología de resina expansiva permite consolidar y estabilizar cualquier estructura, suelo o pavimento además de rellenar cavidades subterráneas que pueden poner en riesgo la seguridad de cualquier edificio. Es una tecnología que poco a poco se ha ido haciendo más popular y hoy por hoy es la forma más eficiente y económica de reparar este tipo de deterioros.  

Pero, ¿en qué consiste la inyección de resina expansiva?

La inyección de resina expansiva es la solución definitiva y mínimamente invasiva a problemas como el hundimiento del terreno. Este tipo de resina se expande y logra compactar el terreno una vez ha sido inyectada logrando una gran estabilidad que garantiza la seguridad de la construcción. Cualquier empresa especializada en este tipo de soluciones realiza en primer lugar una evaluación de las fisuras para conocer las causas de las mismas así como para determinar qué solución a aplicar es la más adecuada.

El método una vez detectadas las áreas a consolidar es muy sencillo, ya que tan solo se necesita llevar a cabo unas perforaciones en la cimentación en la que se introducen unos tubos que servirán de vehículos para introducir la resina en el terreno o grieta. Esta resina se expande de forma inmediata ocupando todo el espacio y logrando compactar la zona. Para comprobar que se está realizando de forma adecuada las operaciones se monitorean a través de un sistema láser y los resultados se miden con diversas pruebas geotécnicas para comparar el antes y el después de la intervención. 

Encontrar grietas en las paredes o en el suelo es algo que no se debe obviar ya que pueden estar causadas por un hundimiento en el terreno que puede ir a más y provocar el derrumbe de la estructura con el consiguiente peligro. Por ello es de vital importancia optar por un sistema como este que resulta rápido, poco invasivo, efectivo y duradero. 

¿Dónde se puede aplicar este método?

El uso de las inyecciones de resina expansiva puede ser muy variado ya que es aplicable a una gran variedad de edificios y situaciones diferentes. Algunos de los más habituales son las reparaciones en viviendas y comunidades, la protección de patrimonio y edificios históricos, en naves industriales, obra civil, todo tipo de edificios públicos y colegios o piscinas y pistas deportivas entre otros muchos. 

Y es que los problemas de consolidación del terreno y de estabilización de las estructuras pueden surgir en cualquier tipo de edificio y por ello esta tecnología está adaptada para funcionar a la perfección en todos y cada uno de ellos. Esto evita la paralización del normal funcionamiento de establecimientos comerciales, fábricas, oficinas, colegios u hospitales para llevar a cabo una obra de mayor envergadura que además resulta más costosa y duradera en el tiempo. 

Como se puede apreciar son muchas las ventajas que el uso de las inyecciones de resina para la consolidación de suelos pueden generar en cualquier tipo de edificio público o privado. Por fortuna existen empresas profesionales de ámbito nacional que llevan a cabo este tipo de intervenciones con total seguridad para el edificio y garantizando la seguridad presente y futura de las estructuras. Es sin duda un método innovador en todos los aspectos y la solución definitiva para la correcta cimentación de cualquier tipo de suelo o pavimento dañado por el hundimiento del terreno. 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *