Publicidad

Las Empresas españolas aumentan su actividad en la UE

Es importante destacar que el 70 por ciento de las empresas españolas aumenta su actividad en la Unión Europea por sus producciones.

El 70 % de las empresas españolas aumentaron sus oportunidades de negocio en la UE, según el estudio Línea Abierta, que extrae  información sobre las trabas que dificultan la actividad de las compañías españolas en la Unión Europea.

El informe fue presentado por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, y el secretario general de la CEOE, José María Lacasa, destaca que los mayores obstáculos que afrontan las empresas españolas son los relacionados con las operaciones comerciales, especialmente los retrasos en los pagos, que representan más de la mitad de todas las trabas detectadas.

El estudio señala que esta demora afecta negativamente a la liquidez de las pymes.

Además, una de cada cinco empresas exportadoras encuentra algún problema en el Mercado Único y una de cada nueve algún obstáculo comercial.

El segundo lugar en los obstáculos lo ocupan las normas técnicas, con el 25 % del total que principalmente los relativos a la falta de armonización de los productos.

Los sectores con mayor número de obstáculos son transformados y bebidas (20,11 %), diversos (14,13 %), textil y bienes de equipo (ambos con el 10,33 %) y metales (8,15 %).

Asimismo, los países de la UE que presentan más dificultades para las empresas españolas son Italia (22,38 %), Francia (17,39 %), Portugal (15,22 %), Alemania (13,59 %) y Reino Unido (7,61 %).

Las empresas españolas que denuncian más trabas son las de Cataluña (28,80 %), Comunidad Valenciana (14,13 %), Castilla y León (10,33 %), Galicia y Aragón (ambas con el 7,61 %).

El informe destaca que las dificultades más importantes para las empresas españolas son la búsqueda de representantes comerciales en otros países de la Unión Europea, las imposiciones técnicas de los clientes, los impagos, las exigencias sobre envases y su reciclado, y la competencia desleal.

Tambien cabe destacar que con respecto a las compañías de servicios, los problemas que más encuentran están relacionados con los trámites administrativos y la libre circulación.

García-Legaz resaltaron que el Consejo de Ministros aprobará la ley de unidad de mercado previsiblemente en enero y cuyo objetivo es reconstruir el mercado nacional eliminando barreras a la libre circulación de bienes y servicios en toda España, y que actualmente por la legislación local y autonómica no sucede así.

En este sentido, es importante mencionar que si se está luchando para que así acontezca en Europa debería hacerse con más motivo en España.

También se valoró la decisión del Ministerio de Asuntos Exteriores de involucrar a los embajadores en la labor de las empresas españolas en el exterior, un gran acierto que ya está notando.

Lacasa valoro que la ley de unidad de mercado e inicio en que hay obstáculos comerciales que son absolutamente impresentables  como el hecho de que los carteles de prohibido fumar sean distintos en cada comunidad autónoma o que la longitud del brazo de las máquinas tragaperras sea diferente.

El secretario general de la CEOE señalo que es una contradicción luchar para que el mercado interior europeo funcione, mientras se encuentra una maraña de legislaciones en España que quita competitividad.

Lacasa afirmo que el impacto económico de la ley de unidad de mercado española será importante y, si bien no se quiso cuantificarlo, se indico que hay estudios que cifran en 4 puntos del PIB la culminación del mercado interior europeo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *