Publicidad

Las comunicación y la responsabilidad, dos elementos estratégicos

En colaboración con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Dircom, la Asociación de Directivos de la Comunicación, organizó hace unos días el encuentro “La comunicación y la responsabilidad social como elementos estratégicos  para crear y mantener empleo”.

Durante esta jornada se abarcaron temáticas que señalaban la importancia de la comunicación interna en las empresas, así como el rol que deben asumir tanto autónomos como emprendedores en la práctica de la responsabilidad social.

Proporcionar un conocimiento que emocione

El vicepresidente de Dircom, Carlos Sánchez Olea, señaló durante la jornada que “para que la RSC aumente la elegibilidad de una empresa, es necesario proporcionar un conocimiento que emocione, que traslade aptitudes y actitudes propias de la organización, mediante la gestión conjunta de expectativas, percepción, reputación y posicionamiento público de la marca”.

Según Sánchez Olea, para una pyme el principal es lo que produce, su contenido.  Si una pyme tiene claro el valor que aporta, sus fortalezas y sus ventajas diferenciales, entonces esa pyme está creando una actitud competitiva que la permite despertar el interés y conectar con la emoción.  Es muy importante ser conscientes, desde las pymes, que para convencer a otros del valor que aporta nuestra pyme antes se ha de creer en ello, sentirlo y ser capaz de demostrarlo.

La pyme y sus grupos de influencia

Los grupos de influencia de una pyme son aquellos grupos que con su actitud y actividad son capaces de dar movilidad al negocio de la pyme.  Los empleados, los proveedores, los colaboradores, los clientes, todos ellos grupos de influencia de una pyme, están vinculados a la pequeña empresa por sus expectativas, intereses, compromiso, capacidades y resultados.  De esta forma, cada uno de estos grupos de influencia se convierte en una valiosa fuente de ideas, de propuestas y de soluciones para la pequeña y mediana empresa.

Cada autónomo es un modelo de empresa

Durante la jornada también hubo un hueco para comentar la actividad que cada día realizan los autónomos y su influencia y práctica de la responsabilidad social.  En este sentido, Soraya Mayo, secretaria general de la Federación nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA),  señaló que los trabajadores autónomos son inconscientemente responsables al haber aplicado desde siempre las prácticas que propone la Responsabilidad Social Corporativa: desde la búsqueda constante de la fidelización del cliente hasta el trato personalizado con los empleados o el respeto por el medio ambiente.

Para Soraya Mayo, cada autónomo representa un modelo de empresa porque es capaz de gestionar su propia organización, sus recursos,  la planificación y los  resultados.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *