Publicidad

La muñeca Barbie te enseña el camino

Todos tenemos hermanas, madres, hijas, sobrinas, primas que han jugado con una Barbie. Era una muñeca tan popular que sólo nombrarla abría un debate intenso entre los que las defienden como un elemento bello con el que jugar y las personas que las veían como figuras inimitables, lejanas de la realidad que podían confundir a las niñas con esas cinturas mínimas, esos cuerpos de modelo casi anoréxica y esos tacones imposibles. Sin embargo, ha sido la modelo de referencia para millones de niñas, para gran cantidad de generaciones desde hace 57 años.

La muñeca Barbie te enseña el camino

Ahora, en el siglo XXI, el de la tecnología, el 4G e internet, Barbie ha visto como pasa a un segundo plano. Ya no es el regalo más deseado y los responsables de Mattel quieren reaccionar para no perder ese favoritismo entre las niñas del mundo. Se diría que ante la debacle tratan de adaptarse a los tiempos, lo cual es una buena noticia, pero se podría afirmar también que ha tardado demasiado tiempo en darse cuenta de que los tiempos estaban cambiando y debían adaptarse a ellos. Es verdad que en el transcurso de la historia se iba dando nuevas profesiones a Barbie, pero la actualización no era suficientemente moderna.

Ahora, Mattel ha decidido que quiere hacer muñecas a imagen de las mujeres reales de hoy y con toda su diversidad.  Por ello, la nueva Barbie tendrá cuatro tipos de cuerpo, siete tonos de piel, 22 colores de ojos y 24 peinados diferentes, lo que creará 33 muñecas diferentes con las que pretenden que haya una Barbie por cada tipo de persona. Es valorable el esfuerzo que hace la empresa juguetera en su movimiento más arriesgado y ambicioso, pero la gran pregunta empresarial es si esta vuelta de tuerca no llega demasiado tarde, si Barbie no ha muerto de éxito estancada en un producto que parecía no envecejer. Si el conservadurismo e inmovilismo no ha sido demasiado prolongado en estos aspectos hasta el punto de no reaccionar hasta que las ventas de la muñeca más famosa del mundo han descendido.

Hay que reconocer, sin embargo, que Barbie ha sido un producto muy importante en el siglo XX. Melissa Gasnick-Cloeter explica en un artículo en el blog.nj.com  que el 90% de las niñas entre tres y diez años han tenido una Barbie y su negocio es inmenso con millones de muñecas vendidas en todo el mundo, más los productos derivados de ellas, como accesorios, otras muñecas, películas, etc… Y todo ello, nacido de la observación. Cuenta la escritora que Ruth Handler creó Barbie gracias a ver a su hija Bárbara y sus amigas jugar con figuras de papel. Ella hizo una muñeca y la presentó a la Feria de juguetes de New York en 1959. La primera la vendió por tres dólares, pero en un año vendió 300.000. Y es que era una muñeca que representaba el ideal de la mujer americana, intentaba imitar a Rita Hayworth, Marilyn Monroe o Elizabeth Taylor, al tiempo que se actualizaba con las noticias del momento. De ahí surgieron desde la Barbie astronauta a la Barbie fan de los Beatles. Dentro del avance de la compañía dos años después nació Ken, cuyo éxito demostró que la línea de negocio estaba muy abierta, pero nunca imaginaron sus creadores que podría acabarse. Ahora, antes de que eso pase, Mattel, Barbie, da un paso más para adaptarse a los nuevos tiempos. Habrá que ver si este cambio llega a tiempo o demasiado tarde.

También te puede interesar:

Grandes imperios económicos que quebraron por falta de visión de futuro

No dejes que tu empresa muera de éxito

Qué son los unicornios empresariales y otros animales mitológicos corporativos

Imagen de 360b / Shutterstock.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *