Publicidad

La clave del éxito: Los mejores empleados al menor precio

Cuando se tiene o se gestiona una empresa, uno de los gastos más básicos con el que hay que contar es el de contratar empleados. Sin capital humano difícilmente una empresa puede funcionar. El éxito de una empresa depende en gran medida de la idea empresarial de los fundadores pero sin embargo, incluso con una idea fantástica, se fracasará si no se tienen los trabajadores adecuados.

empleado

Para retener a los mejores empleados lo más importante es tenerles contentos, que lleven a cabo un trabajo que les guste y les mantenga enganchados pero también es necesario que estos se sientan cómodos con las condiciones del trabajo. Las horas que se trabajan, la flexibilidad laboral, el ambiente de trabajo… todo esto es muy importante  y el trabajador estará mucho más cómodo si estas variable funcionan bien.

Sin embargo, un empleado trabaja por dinero, si no necesitara el dinero no trabajaría. Por tanto, el sueldo es la condición más importante a pactar. Si un trabajador está descontento con su salario, mantendrá el empleo hasta que consiga otro en el que las retribuciones sean más altas. Lección: Si se quiere contratar y mantener a los mejores empleados, es necesario pactar buenas condiciones y sobre todo, un sueldo con el que se sienta cómodo.

Sin embargo, no siempre puede pagarse todo lo que nos gustaría a un empleado. Las empresas y sobre todo las pymes suelen tener un presupuesto muy ajustado. Por tanto, saber qué maneras de contratar son las que hay disponibles y los gastos que suponen cada una puede ayudar a cualquier empresa a ahorrar en el gasto que suponen los empleados y a pagarles un sueldo mayor.

Estas son las maneras de contratar con las que nos gastamos menos dinero:

Contrato de prácticas

No es lo mismo que un contrato de becario. Para contratar a un empleado en prácticas, es necesario que este haya acabado la carrera como máximo hace 5 años. En caso de que el trabajador sea menor de 30 años, esta limitación no existirá.

La duración del contrato ha de ser de entre 6 meses y 2 años.

El gasto principal que para una empresa supone un trabajador en prácticas es el de la seguridad social. La cuota a pagar suele ser de alrededor de 38 euros.

Becarios

Desde luego esta es la manera más barata de tener a un empleado. El único gasto es el de la seguridad social y no hay más obligaciones. Para poder tener a un empleado como becario, es necesario que este tenga una relación abierta con una universidad.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *