Publicidad

La caída de la población activa provoca el primer descenso interanual en el paro desde 2007

 La población activa, es decir, el número de personas con edad para trabajar que se encuentra empleado o buscando trabajo, descendió en España en 2013 en 267.900 personas con respecto al ejercicio anterior. Esta caída ha conllevado el primer descenso interanual en el paro desde mediados de 2007, antes del comienzo de la crisis.

 En concreto, las oficinas del SEPE registraban al término de 2013 un total de 69.100 parados menos que un año antes, una cifra que, no obstante, no responde a la creación de nuevos puestos de trabajo, sino a un descenso en las personas que están buscando empleo. Y es que el número de trabajadores en nuestro país se ha reducido en 198.900 personas en el último año, estableciéndose en 16.758.200 personas al cierre de 2013.

La caída de la población activa provoca el primer descenso interanual en el paro desde 2007

 El descenso en la población activa puede darse por varios motivos, como por ejemplo la emigración, la prolongación de los estudios o el retorno de los inmigrantes a sus países de origen. En la actualidad, la cifra de menores de 25 años ocupados en nuestro país ha descendido en 31.500 personas con respecto a 2012.

El paro en esta franja de edad se ha reducido apenas unas centésimas desde el inicio de la crisis, hasta situarse en el 55,06%, lo cual indica un cambio en el comportamiento de estas generaciones, que ante las perspectivas negativas deciden retrasar su incorporación al mundo laboral para continuar formándose o intentan abrirse camino en mercados internacionales.

 Por su parte, las estimaciones indican que en el último año se ha reducido en 109.000 personas el número de extranjeros que trabaja en España, y que esta cifra llega hasta los 900.000 en el conjunto de la crisis.

 Aunque haya descendido el número total de desempleados, no podemos olvidar que el porcentaje de personas con trabajo o búscandolo con respecto al total de personas en edad de trabajar, lo que se denomina tasa de actividad, es en España hasta un 20% más baja que en otros países del centro de Europa, situándose en apenas el 59,43%.

 Por lo tanto, atendiendo a las cifras, aún estamos lejos de poder mirar al futuro con optimismo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *