Publicidad

Importancia de los procesos empresariales

Para poder apreciar plenamente las razones por la qué los procesos empresariales son esenciales, es importante entender primero exactamente qué son los procesos empresariales. Un proceso empresarial no es una estrategia de negocio, este es uno de los errores más comunes que muchas personas parecen tener. Las estrategias empresariales dirigen la dirección que desea tomar la empresa y las metas que desean alcanzar en un período de tiempo específico. En contraste, un proceso empresarial brinda los detalles del día a día de la empresa, un conjunto de reglas que debe seguirse todo el tiempo.

Esencialmente, los procesos de gestión empresarial son formas de hacer negocios o mejor dicho son métodos para hacer negocios. Se trata de un flujo de trabajo que consiste en un conjunto de actividades y tareas que están relacionadas y que producen un resultado deseado. Un buen ejemplo de esto, es un proceso de fabricación en una línea de montaje, la cual comienza con las materias primas que sufren transformaciones antes de convertirse en productos. Esta es una de las razones por las que los procesos se visualizan mejor con un diagrama de flujo que indica claramente la secuencia de actividades, o el flujo de trabajo.

A continuación se enumeran las razones por las cuales los procesos empresariales son esenciales para el funcionamiento eficaz de una empresa.

Para empezar, estas añaden valor al cliente. En el mercado altamente competitivo de hoy en día, esto hace la diferencia entre el éxito y el fracaso de la empresa.  Con la velocidad en que cambia la tecnología, la mayoría de las empresas regularmente se encuentran en una situación en la que tienen que ponerse al día con urgencia para seguir siendo relevantes y competitivos. El proceso de reingeniería es una de las mejores maneras de lograr esto.

En muchas ocasiones, algunas empresas tendrán procesos empresariales que produzcan únicamente productos internos que nunca serían visibles para sus clientes externos. Estos no son menos importantes que los procesos cuyos resultados son visibles en el exterior ya que el propósito de todo es mejorar los sistemas internos de gestión con el objetivo de que sean más eficaces y eficientes. Además, no sólo mejorará el resultado final del proceso, también afectará al cliente brindándole un mejor servicio.

Los procesos empresariales siempre tienen un gran impacto en los niveles de producción. Muchos expertos en este tema han demostrado que dividir el trabajo en una persona con varias tareas simples en un proceso de fabricación, podría incrementar la productividad en 240 veces más. Esta teoría es un factor muy importante que todo empresario debe tomar muy en cuenta, cuando se refiere a productividad y procesos empresariales.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *