Publicidad

Fusion Entre Foment Y Pimec

Las dos grandes patronales catalanas llamadas Foment del Treball y Pimec, empezaron a analizar el efecto que tendrá su fusión en las estructuras de cada organización. Esto lo llevan a cabo los negociadores que dan por sentado que la unificación causará solapamientos de oficinas y servicios y estudian cómo reducir sus costes y mejorar su eficiencia. El l problema  en esos, por ejemplo, qué oficinas se cerrarán, las de Pimec o las de Foment.

En la negociación están ya los balances económicos de las organizaciones que forman parte de Foment y Pimec. Los dirigentes de cada patronal defienden sus estructuras frente a la de su nuevo socio, por lo tanto la discusión se centra en el terreno de la búsqueda de la eficiencia económica.

Esta fusion tiene sus pasos, donde el primer paso ha sido el contraste de los resultados de cada organizació ya que Foment cerró el 2011 con un superávit simbólico de 32.844 euros y unos ingresos de 21,8 millones de euros, de los que un 78% (17 millones) son fondos públicos para programas de formación y subvenciones. En la otra vereda esta Pimec que obtuvo un beneficio de 800.000 euros en el 2011, con una dependencia de fondos públicos del 40%. A posteriormente de esto la menor exposición de Pimec del presupuesto público permitirá a la organización sobrellevar mejor un difícil 2012 también para las cuentas de las patronales.

Para poder llevar a cabo dicho proyecto se tiene en cuenta un Plan e Reestructuracion donde las organizaciones con implantación territorial de Foment son las más reacias a la integración ante el peligro de perder poder político e incluso arriesgarse a sufrir los efectos del plan de reestructuración. En algunas ciudades, pueden coincidir varios locales de Pimec, de gremios de Foment y de sus organizaciones territoriales.

En una patronales territoriales de Foment se apela a la representatitividad para resistirse a sufrir una disolución o a ceder poder y estructura a Pimec. Pero ese debate es uno de los principales riesgos para la fusión ya que porque Pimec está dispuesta a tener el guante para demostrar a cuántas empresas representa cada patronal.

Tambien hay que destacar que ha habido avances importantes en la negociación,para poder formar esta alianza-fusion de las empresas. El calendario que se está perfilando para la unión está dividido en dos fases, de las cuales una sera que Foment y Pimec convocarán sendas juntas extraordinarias para dar el visto bueno a la última fase de la fusión, en la que se entrará en los detalles técnicos de la misma.

El presidente de Pimec indico que es probable que haya un desenlace positivo dando pistas del esquema de la fusion. Este como referente a la unidad sindical de CCOO y UGT, que actúan como un solo sindicato pero manteniendo su independencia.

En otra parte, los servicios compartidos en el caso de las patronales, se compartirán algunos servicios y se creará un órgano que unificará la representatividad al 50% dividida en grandes empresas para Foment y pymes para Pimec.  Esta nueva patronal no tendrá un presidente único, sino que cada organización mantendrá el suyo.

Esto no se tratara de una fusión al 100% sino más bien una adaptación del esquema patronal español, con la CEOE para grandes empresas y Cepyme para las pymes, pero con un reparto de poder igualitario entre Foment y Pimec.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *