Publicidad

¿Funcionaría un contrato de por vida con deportistas? ¿Y con futbolistas?

Muchos deportistas parecen no asumir correctamente el tiempo en el que se deben retirar y pensar en el resto de su vida. Son personajes que han vivido dos décadas dedicados a su deporte y cuando llega el momento del retiro no todos son capaces de adaptarse a esa nueva situación. Son muchos los casos de jugadores abandonados a su suerte, adictos al alcohol u otras drogas, que de repente sufren una obesidad llamativa y, a menudo, fallecen. Son incapaces de entender el cambio de ciclo en sus vidas. Hay otros, sin embargo, que aprovechan el filón que les da su fama y son capaces de firmar un contrato de por vida con una marca de ropa, por ejemplo, como es el caso de Lebron James con Nike por 500 millones de dólares según cuenta la web www.inc.com haciéndose eco de una información de USA Today.

Como contratar a tus primeros empleados

La marca de ropa deportiva repite así el movimiento que realizó, en su día, con el contrato ofrecido a Michael Jordan también y que le ha llevado desde a hacer algunos papeles en producciones cinematográficas, a representar a la marca o hacerse con una franquicia en Estados Unidos. Ambas partes salen ganando, los jugadores se aseguran un contrato muy suculento para el resto de su vida y las marcas un embajador de primer orden. Hay que tener en cuenta que James, campeón de la NBA en los años 2012 y 2013 con Miami Heat y cuatro veces más finalista, amén de dos veces campeón olímpico y dueño de innumerables récords personales incluido el de jugador más joven en anotar 25.000 puntos, destacaba ya antes de jugar en la liga americana. Tanto que Nike le firmó un primer contrato de 90 millones con 18 años, sin haber debutado, lo que sumado a todos los contratos que les han vinculado, más este último hacen que la relación entre la marca y el jugador sea todo un negocio.

La gran pregunta es: ¿es rentable o tiene sentido un contrato de por vida? Por supuesto que los 500 millones convencen a James de unirse a Nike ahora que ya está cerca el final de su carrera deportiva en activo, y la marca está encantada de poder vincular su nombre a uno de los más prolíficos jugadores de la historia de la NBA. Todos ganan. Michael Jordan ha sido, y es, un gran embajador de Nike y son muchos los casos de jugadores de baloncesto que se han unido a una marca.

¿Funcionaría con jugadores de otros deportes? ¿Funcionaría con el mejor jugador de todos los tiempos de fútbol, Lionel Messi? Es una pregunta de difícil respuesta. El argentino pertenece a Adidas, pero el Barça a Nike, lo que hace que una encuesta interna de la marca alemana diga que a Messi se le relaciona más con la firma americana. ¿Se prestarían Messi o Cristiano Ronaldo a firmar un contrato de por vida con una marca para representarlos en actos, aparecer en películas o ser la cara de una firma? Desde luego en las cifras que se mueven estos dos fenómenos sería un negocio muy lucrativo para ambos y les abriría puertas interesantes para el futuro, amén de que les permite estar en activo en otras facetas, para cuando ya no puedan ser profesionales de su deporte.

También te puede interesar:

Tres tipos de fundadores de estartaps: una metáfora futbolera

El fútbol también dispara beneficios en la comida a domicilio

Imagen de Nonwarit de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *