Publicidad

Factoring en las pymes

El factoring entre las pymes se ha vuelto popular, ya que debido a la escasez de liquidez entre el tejido de las pymes  por la dificultades de acceder a créditos y préstamos de diversa cuantía.

Es por ello que el factoring pasó a tener cierta importancia entre las pymes. Además hay que agregarle la siempre vigente incertidumbre del impago empresarial.

El factoring, se entiende como una solución de forma financiera que le permite a las pymes poder traspasar a un agente externo el servicio de cobro de créditos comerciales bajo forma de facturas que posee en su cartera. Es así que la empresa o en todo caso un comerciante decide contratar en un banco el servicio de gestión de sus cobros además del adelanto financiero de estos mientras que a cambio deberá pagar un interés.

Otro servicio que se ha vuelto popular es el forfaiting, una modalidad de financiación de las exportaciones, referida al cobro de créditos documentarios y letras y pagarés bancarios que cuentan con un plazo mayor al admitido generalmente en las operaciones de factoring que se ubica entre los 6 meses y 5 años, y en el factoring no suelen pasar los 180 días.

Por lo que factoring, también es definido como un producto financiero que otorgan los bancos a las empresas brindándoles dos servicios como lo son la administración de cobros –cobranza- y la financiación.

El factoring ha sido tema dentro de la jornada Pago/cobro de operaciones comerciales internacionales: soluciones bancarias, organizada por la Cámara de Comercio de Madrid, junto a la división de Empresas de Caja Madrid.

Entre las modalidades de factoring el factoring a proveedores o contratos de gestión de pagos es uno de los más utilizados por parte de las grandes empresas, y un sector que se ha ido sumando a esta utilización han sido en los últimos años las pymes exportadoras.

Imagen: factoringipgsm

Fuente: Tic Pymes

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *