Publicidad

Crear una pyme lleva más tiempo en España

Cuando una persona acaba de constituir su nueva pyme, toma conocimiento de la burocracia que hay en medio, como visitas al notario, Hacienda, el banco, el Registro Mercantil,  además de tener que recurrir a la oficina pertinente en su comunidad autónoma. Después de hacerlo se da cuenta que todos estos trámites le ha llevado más de 25 días para poder comenzar a funcionar, y con un coste de 860 euros más otros 4.000 de capital social para poder fundarse como sociedad limitada (el mínimo exigido son 3.006 euros).

Claro que su deseo era el de registrar su compañía en la Comunidad de Madrid, pero si lo hubiera hecho en Londres, se habría ahorrado tiempo ya que hubiera tardado una media de 13 días y tan sólo por un coste de 20 libras (23 euros) en concepto de registro de negocio sin la exigencia de un capital social mínimo.

No es casualidad con estos datos que Reino Unido es el país de Europa donde se favorece más a la hora de constituir una pyme.

Entre los datos por lo que España no favorece la constitución de las pymes, es en la demora del proceso de revisión de la escritura por parte del Registro Mercantil. Si lo depositas en Julio se puede estar esperando hasta dos meses, pero en muchos casos es normal  que en 20 días, y por unos 600 o 700 euros, se pueda constituir la deseada sociedad, aunque aclaran que este plazo varía por comunidades autónomas.

Se debería tomar medidas que se han adoptado en otros países, ya que más tiempo significa más dinero, un buen ejemplo es Reino Unido además de otros países del área occidental, dado que con la crisis revisaron su normativa para facilitarles la creación de las pequeñas y medianas empresas.

Otro ejemplo es el de Francia, donde decidieron reducir los trámites administrativos y han creado una ventanilla única. Igualmente no pudieron reducir la cantidad de trámites, todavía existen al menos media docena de trámites -sin incluir las licencias y permisos especiales para determinadas actividades-, yhaciendo que el plazo medio para la constitución de una sociedad sea de ocho días.

En Francia, matricular una sociedad limitada cuesta sólo 62,19 euros, a los que hay que incluir otros 230 de anuncio público, y no se les exige un mínimo de capital social.

Si todos estos datos hacen quedar a la burocracia española como atrasada a la hora de constituir una pyme comparándola con estos países, existe otra ciudad dónde se hace más fácil aún, en Nueva York se puede elegir cuándo se quiere tener operativa su pyme. En lo que respecta a la tramitación de los registros, la División de Corporaciones que equivale al Registro Mercantil, además ofrece una tarifa extra para registrar un nuevo negocio en 2 horas a cambio de 150 dólares (unos 104 euros). De no necesitarse con prisa, por sólo 25 dólares el trámite estará listo en 24 horas.

En cuanto a cuál es el coste de las tarifas de constitución de una pyme, hay que decir que  depende de si se trata de una LLC (S.L.) o una Corporation (S.A.). Para la LLC es necesario abonar 200 dólares por los estatutos, y otros 500 dólares en avales. Mientras que para una Corporation, el coste es más barato, de sólo 125 dólares. A estas tasas se le debe incluir las tarifas por verificar que el nombre de la compañía está disponible (5 dólares por búsqueda) y la reserva del mismo (20 dólares).

Otra ventaja es que no hay limitación para el capital social, pero sí un impuesto especial en función de éste, de 10 dólares en el caso de las pymes que no superen los 20.000 dólares. Por la rapidez en los trámites y el coste a la hora de constituir una pyme, la hacen a Nueva York una de las ciudades donde se es más fácil crear una pyme.

En España algunas Comunidades Autónomas han empezado a aplicar sistemas similares para acelerar dicho proceso de creación. En Andalucía, el plazo medio es de 40 días, existe desde este año un plan que les permite a los emprendedores reducir este plazo a 24 horas, a través de un catálogo de 200 modelos de sociedades ya constituidas a elección.

Para consuelo español, en China si se quiere abrir un negocio se requiere la intervención de hasta 10 órganos diferentes, y el proceso de constitución puede que se dilate en el tiempo hasta 3 meses, y en el caso de una pyme con capital extranjero, los costes serán más altos, desde de 1.000 dólares y 140.000 dólares de capital social.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *