Publicidad

Enfermedades profesionales relacionadas con el trabajo

En los últimos años, y ahora con la crisis, no sólo en España, sino en el resto del mundo han aumentado considerablemente aquellas enfermedades psicosociales relacionadas con el trabajo. Un aumento de las tareas a realizar, unido a una vida algo sedentaria pude desembocar en una serie de molestias que desencadenen en enfermedad profesional.

Estrés: cuando una persona asume demasiado trabajo del que le corresponde, puede tener una sensación de no llegar. La compencia en el entorno laboral también puede ser una posible causa. Todo ello se traduce en una serie de síntomas fisiológicos (mareo, agitación, dolor de cabeza…). Según Medline plus, algunas veces el estrés es útil – puede alentarlo a cumplir con una meta o a hacer ciertas cosas. Pero el estrés a largo plazo puede aumentar el riesgo de presentar otras enfermedades, como depresión, enfermedades cardíacas y una variedad de problemas.

Burn out: la traducción literal es estar “quemado“. En el entorno laboral está relacionado con hacer siempre las mismas tareas o estar estresado por acumulación de actividades. También se atribuye al hecho de falta de motivación, cuando pese al esfuerzo se ven defraudadas las expectativas personales de uno.

Ansiedad: es muy parecida al estrés, pero puede convertirse en crónica. También es debida a la sobrecarga de trabajo acumulado y los síntomas suelen ser más fuertes que el estrés. Pueden presentarse mareos, sudoración, temblores, resequedad en la boca, respiración rápida, dolores estomacales. Estos síntomas pueden confundirse con los de alguna enfermedad más grave, así que es factible recurrir al médico para una completa exploración.

Mobbing: en los últimos años, desgraciadamente, hemos escuchado este término asimilado a las organizaciones empresariales. Se dice que una personas sufre mobbing cuando sufre un acoso moral en el trabajo, de manera que sufre acciones ofensivas o humillantes, que se repiten de forma frecuente y constante en el tiempo. Por ejemplo, puede ser que a una persona le reduzcan el número de tareas a realizar asignándole otras que no le corresponden. A veces, resulta todo lo contrario y pueden asignarle demasiado trabajo, sabiendo que no lo va a hacer correctamente.

Depresión: es la enfermedad por excelencia del siglo XXI. Relacionada con el trabajo puede ser causada por un principio de estrés o mobbing que se desarrolla en depresión, cuando la persona se siente totalmente inútil y con falta de motivación para realizar sus tareas cotidianas.

Recomendamos vivamente no sobrecargarnos inútilmente de trabajo o hablar con el jefe en el caso de que veamos que estamos asumiendo demasiadas tareas para no caer en tales enfermedades. Es vital acudir al psicólogo si notamos alguno de los síntomas antes descritos y llevar una vida mucho más relajada: ir al gimnasio, nadar, bailar, hacer deporte, pasear o relajarnos como queramos entre semana, tras una dura jornada de trabajo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *