Publicidad

Elegir el nombre de la empresa

Así como la apariencia de alguien es importante para dejar una buena impresión en los demás, el nombre de una empresa, la marca, es fundamental para llegar a los consumidores.

Es abundante la cantidad de libros y citas que podemos encontrar sobre el estudio de las marcas, cómo las mismas se gravan en las mentes de los consumidores y como lograr que la misma sea exitosa.

El nombre del negocio es uno de los aspectos más importantes del mismo, ya que será lo primero que la mayoría de sus clientes perciban e influirá considerablemente en la primera impresión de cualquier cliente potencial.

El nombre combinado con su logotipo y slogan van a ser su carta de presentación (imagen corporativa) y juntos serán un elemento clave en su empresa al comunicar un mensaje implícito: qué hace usted, quién es y que ofrece.

El marketing se ha ocupado largamente del estudio de las marcas y la imagen de las empresas, y no por ser una pyme, debe dejar de lado este aspecto. No solo los grandes empresarios piensan estratégicamente en el nombre de sus empresas y/o productos, las pymes también deben poner atención a ello, un buen nombre puede convertir de por sí a una empresa nueva, en una empresa conocida.

Existen algunos consejos esenciales, los cuales se deben seguir al momento de esta elección. Pero por otro lado, existen consultoras que se dedican a esta tarea, claro esto es para quienes cuenten con un presupuesto importante.

Características de un nombre:

No más de 7 letras: entre más corto será más fácil de que los clientes recuerden su nombre.

– Pocas palabras y fácil de pronunciar y recordar: utilice palabras que puedan ser fácilmente repetidas por otras personas, olvídese de nombres largos y de términos que sólo usted entiende.

Descripción implícita de los beneficios de su negocio: es importante tratar de incluir qué es lo que usted es mejor.

Distinto a los demás: su nombre debe resaltar entre todos los demás, debe ser único y auténtico.

– Congruencia con el giro de su negocio: El nombre debe de estar relacionado con la actividad fundamental de su empresa.

– Connotación positiva: no utilice palabras que impliquen que usted es malo, lento, ineficiente, etcétera.

– No olvide su slogan: un slogan puede reforzar considerablemente el mensaje que quiere comunicar al atraer la atención del consumidor.

Sin dudas es un sueño para todo empresa que el nombre de la misma se identifique con el producto directamente, por ejemplo: cuando a las bebidas gaseosas se las denomina Coca Cola en forma genérica.

Un buen nombre es un buen comienzo. No utilice nombres comunes, como colocarle el nombre de una persona a un negocio, o el de la calle donde está el local.

Seguramente no cuente con dinero suficiente para una campaña de marketing, por eso pensar en las anteriores recomendaciones podrán ayudarlo a identificarse de mejor manera en el mercado.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *