Publicidad

El Plan PIVE apenas consigue sujetar el deteriorado mercado automovilístico

El Plan PIVE sigue sin ofrecer los resultados esperados en cuanto al número de nuevas matriculaciones.  A pesar de su existencia y de su objetivo de servir de estímulo a la renovación del parque automovilístico español, el número de matriculaciones durante el pasado mes de noviembre se situaron en 48.155 unidades, lo que supone un descenso del 20,3% respecto al mismo mes del pasado año 2011.

El Plan PIVE entró en vigor a mediados del pasado mes de octubre, período durante el cual se produjo un descenso en las nuevas matriculaciones de automóviles del 21%.  Este mes de noviembre ha sido el primer mes que ha estado en vigor durante el mes completo.  Aún así, las asociaciones del sector mantienen que, de no haber existido dicho Plan, los descensos en las matriculaciones habrían sido mayores.

Qué es el Plan PIVE

El Plan PIVE, acrónimo de Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente, es una ayuda que sustituye a la antigua del Plan 2000E (Plan Renove) y tiene como objetivo fundamental la renovación del parque automovilístico español, previendo la sustitución de 75.000 vehículos y favoreciendo la compra de vehículos con menores consumos de combustible.

La ayuda del Plan PIVE es de 2.000 euros por la compra de un vehículo verde, de los cuales el gobierno aporta 1.000 euros y los otros 1.000 euros los aporta la marca automovilística.  Para beneficiarse de esta ayuda es necesario entregar otro vehículo con una determinada antigüedad, dependiendo ésta del tipo de vehículo que se entregue.  Si se trata de un turismo, debe tener una antigüedad igual o superior a los doce años, y si se trata de un vehículo comercial ha de tener una antigüedad igual o superior a los diez años.

En cuanto a los vehículos a adquirir, éstos pueden ser nuevos o de segunda mano con una antigüedad máxima de un año, y debiendo reunir determinadas exigencias medioambientales.  Asimismo, el precio del vehículo adquirido, antes del IVA, no puede ser superior a los 25.000 euros, con excepción de los vehículos eléctricos, híbridos enchufables y de autonomía extendida.

Ya son 40.000 las reservas efectuadas

Las reservas para conseguir las ayudas del Plan del gobierno han llegado en el mes de noviembre hasta las 40.000, apenas un poco más de la mitad de las previstas inicialmente.  Según David Barrientos, director de comunicación de Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles), mantienen la confianza en que “el mes de diciembre registre un resultado mejor por que se añadirán al Plan PIVE las ofertas comerciales típicas del mes de diciembre”.

También Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam, se mostró confiado en que el Plan PIVE “ayude a cerrar el año en el entorno de las 700.000 matriculaciones, y contibuya a atemperar la pérdida de empleo en el sector de las ventas“.  Para 2012, estaba prevista la destrucción de 3.000 empleos y de 500 empresas, según sus cuentas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *