Publicidad

El endeudamiento de las Pymes españolas desciende un 15% desde 2006

Según un informe de la agencia española de rating Axesor, desde el año 2006 la pequeña y mediana empresa ha reducido su nivel de endeudamiento en un promedio del 15%.  El motivo fundamental de esta reducción en el endeudamiento es la escasez de crédito bancario y el mayor nivel de exigencias para su concesión con motivo de la actual crisis económica.

El estudio, titulado “A creditless recovery.  Alternativas de financiación para las pequeñas y medianas empresas españolas”, ha sido elaborado por el Gabinete de Estudios Económicos de la agencia Axesor, y muestra cómo dicha falta de crédito bancario ha sido especialmente acusada desde el año 2009.

Limitación del crecimiento económico

El documento presentado llama la atención sobre el hecho de que esta disfunción del crédito supone una limitación muy importante para el crecimiento económico.  Un crecimiento ya suficientemente lastrado por la actual crisis financiera y de deuda soberana.

Asimismo, el informe también señala que “la experiencia pasada demuestra que una recuperación sin crédito es mucho más complicada y requiero de un mayor plazo de tiempo para que la economía pueda regresar a su crecimiento potencial”.

Necesidad de nuevas fuentes de financiación

El estudio de Axesor, que ha sido realizado tomando como base una amplia muestra de 5.600 empresas, también destaca que a pesar de este recrudecimiento en el acceso a la financiación bancaria, la inversión evoluciona de forma favorable debido a que las empresas se ven obligadas a aumentar sus fondos propios para poder así autofinanciarse.

En este sentido, el informe resalta como evidente “la necesidad de que las pequeñas y medianas empresas españolas busquen nuevas fuentes de financiación, alternativas  a la financiación bancaria, ya que en la pyme española la dependencia bancaria es excesiva y los tipos de interés no son competitivos”.

Excesiva dependencia de la financiación bancaria

En España, el tejido empresarial depende de forma muy importante de la financiación bancaria, alcanzando esta el porcentaje del 80% ,mientras que en otras zonas esta dependencia es marcadamente inferior.  Así, en la zona euro la dependencia es del 65% mientras que en Estados Unidos esta dependencia no llega al 30%.

Respecto a las condiciones crediticias de la banca española, estas son mucho más exigentes que el resto de la banca europea, lo que contribuye a restar competitividad alsector empresarial español y, más concretamente, a las pequeñas y medianas empresas españolas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *