Publicidad

Diversidad cultural y gestión empresarial

En la actualidad, el ambiente laboral no era a como unas décadas anteriores. Hoy, el lugar de trabajo está compuesto por una plantilla de trabajadores de diferentes edades, de diferente origen social, de diferente capacidad física y mental, de diferente orientación sexual, de diferente género, de diferentes creencias religiosas, así como de diferentes visiones con respecto al mundo.

Las organizaciones han reconocido la diversidad como una parte integral del crecimiento y éxito empresarial. Es vista como una fuente de innovación y creatividad que construye una plataforma para el desarrollo futuro de la empresa y le brinda una ventaja competitiva. Las diferencias en los seres humanos puede ser una cosa difícil de manejar y no existe la necesidad de alguna capacitación para que las personas puedan vivir en la cohesión y paz. Esto ayuda a los ejecutivos, empresarios, gerentes y personal a trabajar juntos en un objetivo común.

A través del entrenamiento, las personas son capaces de aprender que en un equipo diverso se puede trabajar juntos, encontrando algunas similitudes y objetivos comunes. La naturaleza diversa de un equipo es también una oportunidad para que las personas aprendan unos de otros. A esto se le debe agregar el valor del empoderamiento. Cada empresa tiene su propia cultura y es importante para los empleados aprender y entender esta cultura. De esta forma, los empleados también pueden expresar sus ideas y opiniones abiertamente.

Los empleados deben ser capaces de comprender con claridad sobre la diversidad en el área laboral y esto les ayudará a aumentar la productividad empresarial. Un entorno que permite que las relaciones interpersonales crezcan en la diversificación cultural ayuda a los empleados a ser sensibles en cuanto a las preferencias y a las necesidades. Esto crea una plataforma para que los empleados compartan su opinión sin temor a represalias o de ser atacados verbalmente por sus colegas. Esto estimulará aún más la diversificación de la inclusión y de la cultura dentro de la organización.

Este entrenamiento ayuda a la gerencia y a su personal a participar abiertamente en las actividades empresariales, al mismo tiempo los reconocimientos y logros personales de los trabajadores no pasarán desapercibido dentro de la organización.

El área laboral debe ser un lugar que abiertamente reconoce y premia el talento, tanto en la configuración personal como en la de equipo. La equidad en el lugar de trabajo debe ser alentada, las personas no deben ser tratadas de una manera determinada en función de la raza, el género, la edad, la apariencia, la educación, habilidad física, condición o afiliación religiosa. No deben establecerse mecanismos que deben manejar diferencias entre puntos de vista y antecedentes.

La diversidad y la inclusión son factores muy importantes que deben encontrarse en la misión de la empresa y que debe ser practicada sin ninguna excusa. La adopción de estas prácticas  asegurará la mejora de la productividad y las ganancias, así como la satisfacción del cliente en su empresa.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *