Publicidad

¿Puedo deducir el IVA en la compra de un coche?

Los autónomos tienen derecho a desgravarse incluso hasta el 100% del impuesto sobre el valor añadido por la compra de vehículos, pero ¿qué ocurre con los automóviles de empresa, por ejemplo, los que usan los comerciales?

El automóvil es una herramienta fundamental para muchos trabajadores, sean empleados por cuenta propia o asalariados. Como tal, como instrumento para desarrollar su labor profesional, en principio, puede entenderse que podría llevar aparejada la posibilidad de beneficiarse de ciertas desgravaciones ante Hacienda. Sin, embargo, hasta hace bien poco el asunto no estaba claro del todo.
Puedo deducir el IVA en la compra de un cocheLa posible deducción afectaría al impuesto sobre el valor añadido (IVA), que se aplica a toda actividad profesional que tenga por objetivo producir lucro, tal y como consta en la Ley 37/1992, de 28 de diciembre. Es decir, que grava la entrega de bienes o la prestación de servicios. Dejando a un lado la norma general, el IVA juega un papel clave en la actividad de pymes y profesionales por cuenta propia, ya que en muchas ocasiones son ellos mismos los proveedores de esos productos y servicios. Como consecuencia, hacen de intermediarios para Hacienda en la gestión del IVA de las operaciones con terceros, incluyendo el IVA repercutido en las las propias facturas de los propios autónomos. Éste se paga con posterioridad a la Agencia Tributaria en las declaraciones trimestrales.

Puedo deducir el IVA en la compra de un coche

Hecha la aclaración pertinente, es preciso recordar igualmente que el IVA que se abona por la adquisición de vehículos nuevos es del 21%, en vez del 18% que se aplicaba hasta el 1 de septiembre de 2012. Dicho lo cual, ¿puedes o no deducir el IVA por la compra de un coche? Pues según citada Ley del IVA, “las cuotas soportadas por la adquisición, importación arrendamiento o cesión de uso de vehículos automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores y motocicletas, se presumirán afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 50%”.

Ese texto legal deja fuera de manera explícita, eso sí, a los representantes o agentes comerciales, así como los dedicados al transporte de viajeros o mercancías, a la enseñanza de la conducción o a la vigilancia, en caso de que se entiendan “afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 100%”.
Puedo deducir el IVA por la compra de un cocheLa clave reside en la expresión “desplazamientos profesionales” que aparece en la misma normativa, la cual Hacienda entiende que únicamente debe aplicarse a los autónomos, cuyos gastos desgravables en el IRPF puedes descubrir aquí. Sin embargo, los empleados por cuenta ajena, así como las empresas que los contratan, no están de acuerdo y consideran que, al hacer un uso similar que los profesionales independientes, también deben tener derecho a poder desgravar el IVA del coche para uso laboral. 

El IVA en la compra de un coche para pymes

Una de esas empresas que tiene una perspectiva distinta a la que sostiene la Agencia Tributaria es la valenciana Choví, que recurrió al Tribunal Supremo por el IVA referido a los coches que adquirió en 2010. Al ser automóviles dedicados a desplazamientos de carácter profesional -en concreto para los comerciales en nómina- la compañía intentó desgravarse el 100% del tributo. Hacienda rechazó esa pretensión, dejando que Choví se dedujese únicamente el 50%. El motivo es el ya citado: que no se trataba de trabajadores autónomos.

Así que ‘la pelota quedó en el tejado’ del Tribunal Supremo, que se pronunció a finales de septiembre sobre el asunto. Llevando la contraria a Hacienda, sentenció que las empresas, y no sólo los autónomos, tienen derecho a desgravarse el 100% del IVA procedente de la compra de coches para sus comerciales. Ello supone dejar atrás el 50% de deducción y permite la opción de reintegros con carácter retroactivo. En concreto, las empresas podrán recuperar unos 1.500 euros por automóvil, es decir, las cantidades correspondientes al IVA abonado por los vehículos comerciales desde el año 2014.

El IVA en la compra de un coche para autónomos

Respecto a los trabajadores por cuenta propia, hay que precisar que por defecto no pueden deducirse el 100% del IVA de un vehículo nuevo, según fija también el Tribunal Supremo, que, en ese sentido, sí da la razón a Hacienda, que mantiene ese criterio. En general, teniendo en cuenta la legislación actual, el autónomo puede deducirse el 50% del IVA cuando compra un coche. Se sobrentiende que el vehículo es a medias para uso personal y profesional. Fijar otro porcentaje resulta difícil como norma general.

No obstante, el profesional por cuenta propia que sea capaz de demostrar a Hacienda que utiliza el vehículo a tiempo completo para su trabajo puede llegar a desgravarse el 100% del IVA, lo cual no siempre es sencillo. Pero, por poder, es posible. Para ello, es recomendable presentar cuantos más justificantes sea posible: kilometraje del vehículo, recibos de hotel, facturas de comidas de negocios, tiques de peajes, etc. En ese sentido, el Tribunal Supremo establece que las exigencias de Hacienda al recabar pruebas no pueden ser excesivas ni imposibles de cumplir para el trabajador por cuenta propia.

En último lugar, cabe recordar que el tipo general del IVA es del 21%, como el que se aplica a la adquisición de vehículos, tal y como ya se ha mencionado, pudiendo ser del 10% (IVA reducido) o del 4% (IVA superreducido), aunque también hay actividades exentas de IVA, que puedes descubrir aquí.

 

También puede interesarte:
Cómo recuperar el IVA soportado en el extranjero
El impuesto sobre actividades económicas
El recargo de equivalencia en la pyme

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *