Publicidad

Cotización becarios

Buena noticia para los becarios, que a partir de ahora podrán cotizar a la Seguridad Social. En concreto, la cotización de los becarios será base mínima multiplicada por el 0,77 y tendrá carácter retroactivo siempre y cuando se abonen las cotizacines correspondientes. De esta forma se igualan los contratos de becarios con los contratos de formación y aprendizaje.

El Consejo de Ministros aprobó definitivamente el Real Decreto que permitirá a los becarios que realizan prácticas remuneradas cotizar a la Seguridad Social si límites temporales. En concreto, el nuevo contrato de los becarios se regirá por las mismas normas que el contrato de formación y el de aprendizaje en lo que a contingencias comunes y profesionales se refieren. Los becarios cotizarán por la base mínima multiplicada por 0,77 durante un periodo máximo de dos años.  Sin embargo, no deberán contingencia por desempleo ni al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), por lo que el ser becario no dará derecho a cobrar el paro, aunque sí sumará para el cálculo de la pensión. Se trata de una cuestión importante teniendo en cuenta que la reforma de las pensiones elevó la edad de jubilación hasta los 67 años.

En términos económicos, la medida supone que los becarios aportarán una media de 42 euros mensuales a las arcas de la Seguridad Social, de las cuales 36 correrán a cargo de la empresa y apenas seis euros del cotizante.

La cotización de los becarios arranca el 1 de noviembre y quienes estén en este régimen empezarán directamente a cotizar en él durante un plazo máximo de dos años. Aquellas personas que hubiesen sido becarios y quieran beneficiarse de la medida podrán hacerlo con carácter retroactivo, aunque deberán pagar las tasas correspondientes a periodo que quieran cotizar. El máximo computable en este caso también será de dos años, aunque para facilitar el pago, los ya ex becarios podrán anonar las cantidades en el doble del periodo que soliciten su reconocimiento. Así, quienes soliciten el máximo de dos años podrán pagar durante 4 años los cerca de 1.800 euros que supone en su conjunto para una cotización media de 75 euros mensuales. El plazo para realizar este trámite termina en diciembre de 2012 y permitirá aumentar la base efectiva de años cotizados.

Impacto en las cuentas de la Seguridad Social

La medida tendrá un impacto positivo inmediato en las cuentas de la Seguridad Social, aportando cerca de 18 millones de euros anuales. A esto hay que añadir otros 120 millones que se ingresarán en concepto de las cotizaciones atrasadas, que podría afectar a entre 100.00 y 200.000 personas.

Sin embargo, a largo plazo supone supone aumentar la base de cotización de los becarios de forma inmediata, haciendo que sea más fácil que alcancen la edad de jubilación legal con una cotización mínima. Esto puede implicar un coste adicional, que en cualquier caso sólo sirve para hacer justicia con un tipo de trabajador que aporta a la empresa exigiendo muy poco a camio.

También te puede interesar:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *