Publicidad

El contrato de relevo en la pyme

Tanto el trabajador veterano como el que comienza su andadura profesional pueden beneficiarse del contrato de relevo. ¿Pero y la empresa? Aquí te contamos las claves.

Aunque ambas se desenvuelven en el mercado, el mundo de las grandes compañías y el ‘campo de batalla’ de las pequeñas y medianas empresas son muy diferentes entre sí. El ámbito de los recursos humanos no es una excepción en ese sentido, por mucho que ambos tipos de negocios tengan a su disposición los mismos tipos de contratos (un sinfín, por cierto).

El contrato de relevo en la pyme

Una de las modalidades que suele darse más en empresas de mayor tamaño que en la pyme es el contrato de relevo. No es, en general, el más conocido ni el más usado, pero puede beneficiar a la vez a dos trabajadores con perfiles muy distintos: uno experimentado que roza la jubilación -o incluso ya está en edad de retiro- y otro que necesita aprender y que seguramente esté dando sus primeros pasos en el mercado laboral. En definitiva, veteranía y juventud. ¿Pero y la pyme, qué ocurre con el contrato de relevo en la pyme? Aquí te contamos todas las claves. Veamos qué es, cómo funciona y qué posibilidades ofrece el contrato de relevo.

El contrato de relevo

Antes de analizar el posible encaje del contrato de relevo en la pyme, conviene aclarar el concepto. Se trata de una forma de contratación que se concierta con una persona desempleada o que tuviese firmado con la empresa en cuestión un contrato de duración determinada para cubrir las horas que deja de trabajar un empleado que se jubila parcialmente. Es decir, para que lo entiendas mejor, el contrato de relevo es una herramienta que ayuda a pasar el testigo entre un trabajador que progresivamente va dejando sus obligaciones y otra que está empezando. Al trabajador entrante se lo denomina relevista, mientras que al sustituido se le llama relevado.

El contrato de relevo en la pyme

En la actualidad, existe una cierta tendencia a considerar que una vez superados los 50 años un trabajador comienza a perder su utilidad para la empresa. De esta forma, no son extrañas las prejubilaciones a partir de esa edad -especialmente en el caso de grandes empresas- o incluso los despidos. Sin embargo, puede afirmarse que, con medio siglo de vida, el trabajador se encuentra en el cenit de su carrera: todavía en pleno vigor físico, mental y con grandes dosis de experiencia laboral. Es más, a partir de esa edad y cuanto más se acercan a los 65, límite para la jubilación, más cualidades puede aprovechar la pyme de ese empleado.

Contrato de relevo (modelo)

El contrato de relevo permite una sustitución progresiva

El contrato de relevo ayuda a crear un punto de encuentro y una transición ordenada entre el nuevo empleado, futuro de la empresa, y el trabajador que se retirará en breve. Este tipo de contrato propone, básicamente, la adaptación del empleado de forma progresiva a las características de su puesto de trabajo. Es decir, el nuevo comienza a trabajar con un contrato a tiempo parcial que compagina con la jornada laboral del mentor, para, más adelante, ocupar directamente su cargo con contrato indefinido. Además, la pensión de semijubilación del veterano reduce proporcionalmente la jornada del empleado.

¿Es obligatorio para la empresa firmar el contrato de relevo?

No, si eres empresario, debes tener muy claro que el contrato de relevo es opcional. Suele solicitarlo el empleado veterano, pero también puede ser la empresa la que se lo proponga tanto a él como al trabajador joven o recién contratado. La pyme ha de analizar en cada caso si le conviene usar estar fórmula o no.

¿Cuánto dura el contrato de relevo?

La duración del contrato de relevo será indefinida o, al menos, del mismo tiempo que le reste al trabajador saliente para alcanzar la edad transitoria de jubilación. Si, llegada esa edad, el empleado jubilado parcialmente siguiese en la empresa, el compromiso podrá prorrogarse por acuerdo entre las partes, aunque acabará, en todo caso, al concluir el ejercicio en el que se produzca la jubilación total del trabajador relevado.

Contrato de relevo en la pyme

¿Cuánto pagas por un contrato de relevo?

El trabajador en jubilación parcial recibirá la parte proporcional al horario que esté realizando, mientras que el entrante percibirá el salario establecido en el convenio para un trabajador de la categoría profesional procedente.

Ventajas del contrato de relevo para la pyme

El contrato de relevo recibe precisamente esa denominación porque evita un corte brusco, una sustitución drástica -poco conveniente para la pyme- de un trabajador que acumula una larga experiencia por otro que apenas está dando sus primeros pasos en la compañía.

  • Así que, de entrada, es una sustitución progresiva que ayuda a las empresas a que no se pierdan ni el conocimiento ni la experiencia del trabajador, sino que, en mayor o menor medida, se transmiten al nuevo empleado.
  • En ese sentido, es una formación que la empresa se ahorra.
  • Al mismo tiempo, continúa beneficiándose de la experiencia y el conocimiento atesorados por el trabajador veterano.
  • Además, el contrato de relevo es también beneficioso para las empresas, ya que al relevista le paga menos que al saliente, que suele tener ciertos derechos y mejoras adquiridos.

Bonificaciones por contrato de relevo

Por si fuera poco, es preciso destacar que la Seguridad Social bonifica la cuota empresarial durante tres ejercicios por cada contrato de relevo transformado en indefinido: con 500 euros al año en hombres y con 700 euros en el caso de que se trate de mujeres.

El contrato de relevo, a jornada completa o a tiempo parcial

A pesar de que lo más habitual es que es el trabajador saliente opte, en connivencia con la empresa, por un horario reducido, existe la posibilidad de celebrar un contrato de relevo a jornada completa si así lo acuerdan las partes. Para el trabajador que sustituye la duración de la jornada deberá ser, como mínimo, equivalente a la reducción de jornada acordada con el empleado saliente, en una horquilla comprendida entre un mínimo del 25% y un máximo del 50%.

Con todo, pese a que contar con empleados de cierta edad tiene sus inconvenientes como la obsolescencia o los sueldos elevados, la experiencia profesional acumulada a lo largo de años se traduce también en conocimiento sobre la propia empresa, del negocio y del sector. Representan, en definitiva, una serie de valores que la pyme española debe aprovechar.

 

Publicidad

2 responses to “El contrato de relevo en la pyme

  1. hola, dentro de unos 9 meses, yo acabo ese contrato de relevo de uno de los empleados de una gasolinera, tras haber trabajado 5 años por el, en el momento k llegue ese dia, el puesto de el, de esa persona que se jubilara, sera mio? o puede otra persona fija de otra gasolinera por traslado quitarme ese puesto?

    gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *