Publicidad

Consejos para un despido

El deterioro de la economía y la certeza de que tenemos aun un largo trecho de crisis por delante está ahogando a las empresas, sobre todo a las PyMEs, que siempre son las que más sufren estos vaivenes.


El despido es muchas veces la única opción para combatir la baja de las ventas y la capacidad ociosa de los recursos de la empresa. Aunque es una decisión desagradable y que nadie quiere tomar, las circunstancias obligan muchas veces a tomar dicha decisión para cuidar la fuente de trabajo propia y del resto de la nómina del personal.

En este sentido, os acercamos algunos consejos para llevar adelanta un despido de la mejor manera:

  • Dejar de lado las improvisaciones y estar seguro de la decisión a tomar.
  • Contar con el asesoramiento de abogados a fin de documentar fehacientemente la decisión.
  • Si hay negociación, tener en claro los límites de la misma y lo que se puede o no ofrecer al empleado.
  • No apresurarse en cerrar dicha negociación. Se debe dar a la persona entre 1 a 3 días para que lo piense bien.
  • Mientras dure la negociación, en lo posible otorgarle un permiso retribuído de manera que no genere un mal ambiente interno.
  • Tratar el tema del despido de manera verbal, sin dejar ningún documento -a excepción del documento final- a merced de ser utilizado en nuestra contra.
  • Hablar el tema del despido con la persona de forma clara y precisa, y mostrarse firme pero amigable. No improvisar en esa charla.
  • Ofrecer ayuda para las gestiones de INEM, y si es posible, también en la búsqueda futura del empleo.
  • Ofrecer la posibilidad de despedirse de sus compañeros.
  • No comentar el caso con la plantilla.

Sin duda, en algunas PyMEs el trato de los dueños con los empleados es directo y diario. Es por esta razón que un despido no es una decisión tomada a la ligera. Uno conoce la vida y la historia del empleado, y es por esto que en un despido de estas características se pone en juego sobre todo la parte humana.

Publicidad

6 responses to “Consejos para un despido

  1. Qué asco dais!! Qué vergüenza!!
    En lugar de buscar métodos alternativos para superar la crisis, en lugar de invertir, de buscar soluciones, de mejorar el producto o servicio, preferís dejar tirados en la calle a los trabajadores que son lo que os han hecho llegar donde estáis, y encima dando consejos de como hacerlo, para que “no sea utilizado en contra vuestra”.
    Es como para sentirse orgulloso….
    Os merecéis lo peor, y deseo realmente que los que sigan estos “consejos” se hundan en la más triste miseria.

  2. Con todo el respeto me he tomado la libertad de retocar algunas palabras de su texto, para dar otra otra opción a muchos empresarios.Muchas gracias.

    La desvinculación (es como se llama ahora) es siempre la última opción para combatir la disminución de las ventas y arruinar la capacidad productiva de los recursos humanos de la empresa. Aunque es una decisión fácil y que todos los incompetentes quieren tomar, las circunstancias obligan pocas veces a tomar dicha decisión para cuidar la fuente de trabajo de todo el equipo.

    En este sentido , os acercamos algunos consejos para NO llevar adelante un despido de la peor manera:

    * Dejar de lado las medias verdades y estar seguro de la decisión a tomar.
    * Contar con el asesoramiento de gente competente e innovadora a fin de documentar fehacientemente las nuevas estrategias.
    * Si hay estrategia, tener en claro los objetivos de la misma y lo que se puede o no ofrecer al mercado.
    * No apresurarse en cerrar dicha estrategia. Se debe dar al equipo entre 1 y 2 semanas para planearla bien.
    * Mientras dure la crisis, en lo posible otorgarles un incentivo por objetivos (ligados al cobro a los clientes) de manera que se genere un buen ambiente interno y de paso conseguir liquidez.
    * Tratar el tema de la retribución de manera natural, sin dejar ninguna duda -a excepción del pago final- a merced de haber cumplido los objetivos en favor de la empresa.
    * Hablar el tema de la disminución de ventas con la personas de forma clara y precisa, y mostrarse entusiasta y motivante. No improvisar en esa, ni en ninguna reunión.
    * Ofrecer ayuda para las gestiones de objetivos, y si es posible, también en la búsqueda futura del cliente.
    * Ofrecer la posibilidad de aunar fuerzas con sus compañeros.
    * No comentar el caso con la vecina(puede ser de la competencia).

    Sin duda, en algunas PyMEs el trato de los dueños con los empleados es deshonesto y cruel. Es por esta razón que un despido muchas veces, es una decisión tomada a la ligera. Uno no conoce la capacidad y la vida del empleado, y es por esto que en una crisis de estas características se pone en juego sobre todo la habilidad directiva.

    Un saludo,

  3. Es cierto que en muchas ocasiones el despido es la única alternativa. Pero esta afirmación sólo es una parte de la verdad. Numerosas bajadas de ventas, son causadas por incompetencias de directivos y comportamientos irresponsables de propietarios de negocios.
    La frase “directivos de éxito en empresas fracasadas” es bartante conocida en los ámbitos de la psicología empresarial. Dicha frase se refiere a la satisfacción de los dueños de un negocio por un determinado tipo de directivo, que encaja con su mentalidad. Pero que es nefasto para el futuro del negocio.
    Es un clásico y se produce de forma reiterada, que una empresa de estilo de gestión autoritario, creada en un entorno estable funciona correctamente. Hasta que el entorno empresarial se hace inestable por una crisis económica, y el estilo de gestión que hasta ahora funcionaba deja de ser válido. Para sobrevivir, la empresa debe evolucionar a un estilo de gestión participativo. Pero en muchas ocasiones tanto directivos como dueños del negocio,se niegan a cambiar.Antes se vuelan los sesos con una escopeta de postas, que replantearse sus responsabilidades. Y por supuesto, la empresa termina cerrando y todo el mundo al paro.
    Por último queda añadir, que en el movimiento sindical,perviven mentalidades de un marxismo decimonónico, que tampoco ayuda a superar estas situaciones.

  4. Es evidente que todos los que escriben son empleados. A los empresarios no nos gusta despedir gente, quiere decir que no lo estamos haciendo bien, es un fracaso de nuestra gestion.
    Pero no siempre podemos gestionar como nos gustaría, la situación general del mercado muchas veces nos marca el camino.
    Además, muchas veces los empleados no ayudan. Por esa razón di con esta página. Tenemos que programar las vacaciones y todos quieren las vacaciones en Agosto, como si fuera el único mes de Verano! Necesitamos tener la empresa funcionando para producir algo, aunque más no sea algo y poder pagar la luz, agua, etc. y nadie colabora.
    Es muy descorazonador, dan ganas de cerrar al empresa.

  5. Hola:

    La crisis Global, en teoría puede decirse bastante desde porque inicio y tambien que se trata de un ciclo para llegar a uno de prosperidad. Pero lo cierto es que ahora afecta el Ingreso de las personas (clientes), a las Ventas en la empresa (consumo de las personas) y esta cadena causa-efecto, por supuesto afecta la demanda de producto y servicios. Una opción para las “empresas” es despedir por que no hay “ventas” para cubrir la “nomina”.

    Entonces despedir se convierte en una buena opción cuando es parte de una estrategia, no para “sobrevivir”, sino de ser mas eficientes con el “poco” personal que queda en la empresa y aumentar la productividad, es decir, hacer MAS con MENOS.

    Y para nosotros los “pobres empleados” no queda mas que “ahorrar”, bajar gastos y tener 2 o 3 fuentes de ingresos y no depender “únicamente de 1” (Esto también aplica a las empresas pero desde la óptica de Mercadotecnia)

    Saludos 😉
    Elizabeth

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *