Publicidad

¿Cómo será Windows 10?

No será hasta el mes de noviembre cuando realmente comencemos a conocer datos más fiables relativos a Windows 10. Aún todo lo que rodea a este nuevo sistema operativo de Microsoft es poco más que rumores o datos liberados a medias por la propia compañía, sin embargo, ya podemos hacernos una composición de lugar, casi más sobre lo que no va a ser que sobre lo que será.

El punto de partida de este nuevo Windows 10 (la marca se saltará el nueve como denominación numeraria para el nuevo SO) es el poco éxito obtenido por Windows 8 tanto en el ámbito del uso personal como del uso profesional del sistema. Actualmente la cuota de mercado del último sistema operativo de Microsoft mantiene sólo un 12% de cuota de mercado frente al anterior Windows 7.

windows-10

Pymes y XP mala combinación; los motivos en este post

Este hecho ha motivado sin ninguna duda el desarrollo de una nueva versión que se va a alejar de algunos de los caminos más polémicos emprendidos en la anterior. En primer lugar este nuevo sistema operativo va a cuidar mucho su aplicación a otros dispositivos como tabletas y móviles, adaptándose a las características de cada uno.

en principio todo apunta a desligarse de la versión ocho del sistema operativo, incluso nombre, saltando un número parece querer alejarse del concepto anterior. La nueva versión unificara todos los sistemas operativos disponibles por la compañía, también lo hará en los servidores y en la nube, lo cual será la desaparición de Windows Phone como sistema orientado los dispositivos móviles. Se trataría de intentar generar la posibilidad de crear aplicaciones multi funcionales independientemente del dispositivo todas organizadas alrededor del propio sistema operativo.

Otra de las cuestiones que ya se han avanzado es la vuelta al menú clásico de Windows, el intento en la versión ocho de resultó un fracaso que de hecho se tuvo que subsanar el actualizaciones posteriores al lanzamiento, obviamente la compañía no va a volver a cometer este error.

Por otro lado se tienen en cuenta también los dispositivos de pantalla táctil, ya de entrada el sistema operativo posee la capacidad de interactuar de algún modo con las pantallas interactivas, para ser utilizado por los usuarios de equipos híbridos.

Windows y la empresa

Una de las preocupaciones de Microsoft relacionadas sus sistemas operativos es el retorno a los ritmos de comercialización dentro de las empresas. El cambio y salto del Windows XP a Windows 7 con Vista por medio supuso realmente un modelo de aceleración en los sistemas operativos al que las empresas no accedieron de buen grado, con más razón el cambio de la versión siete a la versión ocho fue visto aún con peores ojos y muy poco aceptado. el cambio gráfico y de gestión que el sistema operativo ocho aportaba generaba excesiva cantidad de recursos a dedicar para controlar más claramente los procesos, con lo cual, unido a los requisitos verdaderamente importantes del sistema requería para los equipos informáticos, no ha hecho sino acrecentar esa sensación fría respecto al producto.

Por tanto se puede aventurar con muchas posibilidades de acierto que el nuevo sistema operativo de Microsoft va a ser mucho más amigable y a facilitar la migración de las aplicaciones empresariales y políticas de seguridad de manera mucho más sencilla, favoreciendo recuperar la cuota de mercado también dentro del ámbito empresarial.

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *