Publicidad

Cómo mantener los beneficios de mi empresa en verano

eduma3Cuando llega el verano, muchas empresas temen que sus beneficios se vean disminuidos. Es cierto que en esta época del año, los hábitos de los consumidores varían, hacen planes diferentes e invierten su tiempo de otra manera. Por estas razones, es necesario realizar modificaciones en nuestro modelo de negocio para conseguir mantener unos determinados niveles de ventas y de esta manera, no perder beneficios.

Hay muchos negocios que parece que sólo están orientados a una época del año, veamos algunos ejemplos:

  • Negocios de invierno: Fábricas de esquís, marcas de jerseys, tiendas de mantas o fundas nórdicas para la casa, etc.
  • Negocios de verano: Tiendas de toallas, flotadores o souvenirs de playa, marcas de crema solar, kioskos de refrescos, chiringuitos, etc.

Adaptar nuestro negocio para que sea atemporal

Lo primero que hay que tener en cuenta es que un empresa que, por ejemplo, vende bikinis, en invierno verá sus ingresos reducidos casi hasta cero. Lo mismo sucedería con una empresa que vende bufandas: En verano, pocas bufandas se venden. Por tanto, lo más inteligente que cualquier empresario debe hacer, es convertir su negocio en un negocio atemporal, saber adaptar sus productos a cualquier época del año.

Por tanto, veamos cómo podríamos adaptar los negocios mencionados anteriormente para que se convirtieran en negocios atemporales:

  • Fábricas de esquí: Una fábrica de equipamiento deportivo de este tipo, puede dedicarse, además de a vender esquís en invierno, a vender otros artículos como tablas de surf, esquís acuáticos o incluso otros productos como patines o monopatines, de esta manera, tendrá ingresos durante todo el año.
  • Marcas de jerseys: Hay algunas marcas como The North Face que están especializadas en ropa de invierno. Es posible que marcas como esta, no quieran vender ropa de verano ya que prefieren estar especializadas, sin embargo, algo que sí pueden hacer es desplazarse geográficamente de manera que su negocio se centre siempre en países en los que es invierno. Lo bueno del mundo es que no siempre es invierno a la vez en todas partes, esto puede ser una oportunidad para muchos negocios.
  • Tiendas de mantas: No es nada difícil pasar de vender mantas y fundas nórdicas a vender toallas y sábanas de verano.
  • Tiendas de flotadores: Lo cierto es que este caso es especial. Los comerciantes que tienen tiendas de este tipo en los paseos marítimos de la cosa, son conscientes de que este negocio sólo funciona en vacaciones. De cualquier manera, durante el invierno puede aprovecharse el espacio alquilándolo a otras empresas como almacén o simplemente cambiando la idea de negocio durante el resto del año.
  • Marcas de crema solar: Si bien es cierto que las cremas solares se venden sobre todo en verano, en inviernos también son requeridas para los días de montaña. Igualmente, lo mejor sería expandir la fabricación de cremas a cremas hidratantes, antiarrugas, etc.
  • Kioskos: En invierno pueden vender helados y refrescos, pero durante el resto del año, lo mejor será vender otros productos como churros, castañas o benidas calientes.

En resumen, es cierto que, si mantenemos nuestro negocio tal y como es, por supuesto, esto depende del tipo de negocio, muchas veces los benefciios disminuirán, sin embargo, es importante saber adaptarse.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *