Publicidad

Cómo evitar que tu pyme se extinga como un dinosaurio

A pesar de que no corren buenos tiempos para las pymes y de que muchas veces esta situación escapa de nuestras manos, existen pequeñas pero eficaces medidas que pueden ayudarnos a superar el mal trago como el IVA de caja y los préstamos urgentes.

Cómo evitar que tu pyme se extinga como un dinosaurio

El dinosaurio se extinguióy la pyme española lucha por no correr idéntica suerte. Dejando a un lado esta paleontológica comparación, nos topamos que, según datos facilitados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE), solo durante el mes de agosto echaron el cerrojo 1.120 empresas. Sin embargo, estos números confirman una cierta recuperación en el enfermo, pues hablamos de un 14% menos de pymes liquidadas con respecto al mismo periodo del año anterior.

La mayoría de pymes sucumbe por falta de crédito, pues las entidades bancarias se han atrincherado en el “no”y no hay manera de hacerlas bajar del burro.

Si el lector es un negocio en horas bajas esforzándose por no languidecer ante el meteorito, le conviene estar al tanto de algunas soluciones para diferir el pago de ciertos impuestos, además de atajos hacia el crédito.

 

IVA de caja, un beneficio al que muy pocas pymes se han adherido

Entre las posibles fórmulas para seguir respirando figura el IVA de caja. Una medida incluida en la Ley de Emprendedores aprobada por el Gobierno hace ya un año que permite a las empresas aplazar el pago del impuesto hasta el momento en que la factura se abona por parte del deudor y no cuando el documento se emite. Dicha medida, factible para los negocios cuya facturación no rebase los dos millones de euros, había sido reclamada por las pymes para poder afrontar la morosidad de sus clientes, pero en abril del presente año, solo un 21.569 de negocios se habían sumado a la propuesta. En definitiva, esta es la pregunta: ¿Forma parte tu pyme de esa élite de diligentes enterados? Si no es así, ve rellenando los impresos para postergar tu IVA y que éste no te arruine ante la insolvencia de tus clientes, pues más de dos millones de pymes tendrían que andar disfrutando ya de esta opción tributaria.

 

Alternativas a los bancos

También el crédito es una baza cercana a pesar de las negativas de los bancos. Si no consigues nada apurando el viejo cauce de tirar de amigos y familiares para que participen en tu empresa y que obtengan por ello un beneficio futuro, puedes considerar la alternativas de los préstamos rápidos. Estas opciones nos proporcionan una liquidez, que aunque pequeña, pues no suelen rebasar los 500 euros, pueden ayudar a tu negocio a respirar y pagar alguna nómina, hacer frente a reformas, o la compra de género para la venta.

En esta línea operan numerosas financieras, entre las que destacamosCashper o Créditomóvil. De hecho, en los últimos años este tipo de empresas no han hecho más que crecer regadas por la adversidad de esta crisis donde las vías tradicionales de financiación se han ido al traste.

 

500 euros en forma de préstamo rápido

Atendiendo a la rapidez en la concesión, una buena opción son los préstamos rápidos de Cashper.Resulta fácil tramitarlos pues de forma completamente online se consuma todo el proceso y en tan solo 10 minutos podemos contar con la aprobación de ese dinero para hacer frente a una necesidad puntual de liquidez en nuestra pyme. Este tipo de financiación supone un micro crédito de hasta 500 euros a devolver en el plazo que decida el cliente (hasta 30 días) y sin requerirnos un aval para ello.

También existe la opción de pedir un préstamo en Créditomóvil mediante un mensaje de texto. De esta manera resulta indiferente el lugar donde te encuentres, pues podrás pedirlo inmediatamente desde tu propio móvil y recibirlo en poco tiempo. El coste de cada SMS es de 15 céntimosmas IVA. No supone subscripción a servicio alguno.Esta página ofrece créditos algo más elevados (hasta 600 euros).

En resumidas cuentas, si eres una pyme luchando por sobrevivir, no desesperes y estudia seriamente la posibilidad de aplicar alguno de estos chivatazos.

Imagen de Flickr

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *