Publicidad

Como Crear Lealtad en los Clientes

La actual competencia que tienen las Pymes hoy en día hace que los emprendedores cada vez más se tengan que enfocar en lograr la mayor lealtad posible en sus clientes. Generar esta lealtad hace que las utilidad de los negocios no sea tan variable , por lo que suele ser un punto critico en los mismos.

Algunas de las pymes optan por ofrecer de manera gratuita una tarjeta de beneficios que le sirve al cliente para obtener descuentos en la tienda. Otras en cambio prefieren ofrecer a los mismos una atención personalizada y amigable en el local como así también acercarse a este a través de las redes sociales como facebook y twitter como también enviarle mails sobre las ofertas, productos y novedades que según el perfil de cada uno de los clientes puede ser distinto.

Otras empresas optan por lograr la lealtad del cliente a través de la innovación, el cual es el caso de la empresa Victorio & Lucchino (V&L), el cual Septiembre de este año opto por entrar al mercado de ropa de caballeros con una innovadora propuesta para estos. La empresa que tiene una excelente reputación en el mercado femenino decidió ingresar al mercado de ropa masculina rompiendo el molde, ya que entendía que no podía ingresar al mismo solamente diseñando una colección o poniendo su logo en una marquesina.

Teniendo en cuenta que los hombres son más inseguros para elegir su ropa, dudan sobre si las prendas combinan bien o no y también les suele molestar tener que probarse las prendas, la empresa decidió que la forma más apropiada para captar rápidamente a este segmento de mercado era dando una vuelta de rosca.

Por tal motivo, lo que se le ocurrió  fue diseñar su tienda de manera poco tradicional, por lo que al ingresar al mismo no parece un negocio de ropa sino una sala de estar. En la tienda hay tres zonas definidas, la casa de campo, la casual y la de ropa formal. Cada una de las zonas esta ambientada de manera de que el cliente pueda sentirse en el ambiente en el que va a estar al utilizar la ropa.

Al ingresar te recibe un vendedor, el cual amablemente te invita a conocer tu propio estilo de ropa, lo cual se realiza mediante unas preguntas contestadas a través de un ordenador en el atelier, mientras que contestas las preguntas también te toman la talla. Ingresando esos datos en el ordenador, te invitan a ir a una estancia donde, mediante una tableta de 40 pulgadas, puedes ir configurando tu compra con la ayuda del vendedor en caso de ser necesario.  Cuando te identificas, la pantalla te pregunta en qué contexto vas a usar lo que deseas comprar. Al responder, te muestra tres conjuntos completos y eliges uno como punto de partida. Luego, el cliente puede variar las prendas de ese conjunto, en el caso de que lo desee, con la tranquilidad que las nuevas opciones también van a combinar bien.  Finalmente sólo vas a probarte lo que hayas pre-decidido comprar.

Los clientes recibieron este sistema innovador de compra que ofrece la empresa de buena manera, ya que el mismo además de conjugar la tecnología, pueden comprar su ropa con menos fastidios, menos dudas y más rápidamente. Según Dixon, Freeman & Toman (Stop trying to delight your customers, Harvard Business Review, julio 2010), la lealtad de los clientes no se logra tanto fascinándolos, como reduciendo sus esfuerzos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *