Publicidad

Cómo coger la baja siendo autónomo

Descubre en qué condiciones y bajo qué requisitos tienen los trabajadores por cuenta propia derecho a un subsidio por incapacidad temporal.

El autónomo presenta ciertas particularidades en relación a asalariados y funcionarios. Ello se debe, en parte, a que cuenta con negocio propio o, al menos, desarrolla su actividad profesional en contacto directo con el cliente. Es decir, que, en muchos casos, por esa especial naturaleza laboral, el trabajador por cuenta propia tiene mayores exigencias y se ve forzado a estar más implicado en el negocio que aquellos que no poseen una empresa.
Baja autónomosAdemás, la legislación española es en muchos aspectos diferente para los autónomos respecto a los empleados por cuenta ajena. Sea en la forma legal que adoptan, en los impuestos que abonan o en los derechos laborales de los que pueden disfrutar los profesionales por cuenta propia. Es lo que ocurre, por ejemplo, en el paro de los autónomos.

De la misma manera, los requisitos para que uno de estos profesionales compagine el mantenimiento de la actividad y la paga pública de jubilación más allá de la edad del retiro son distintas. En otras palabras, para que el autónomo siga trabajando y cobrando la pensión al mismo tiempo deben darse una serie de condiciones.

Qué es la baja de los autónomos

Otra de esas excepciones en este sentido la representa el subsidio por incapacidad temporal, lo que de forma popular se conoce como la baja de los autónomos. Esa prestación tiene por objetivo intentar cubrir la ausencia de ingresos que se produce cuando el profesional por cuenta propia está imposibilitado de forma temporal para trabajar. Aunque no todo en los casos, como veremos más adelante.

Cómo funciona la baja de los autónomos

La baja laboral de los autónomos puede dar comienzo en la cuarta jornada consecutiva de enfermedad común o accidente no laboral. Si la baja se produce por dolencia o accidente de trabajo profesional, la incapacidad para trabajar será efectiva desde el mismo día posterior en el que ocurrió el suceso que hizo necesaria la intervención de asistencia sanitaria por parte de la Seguridad Social.
Baja autónomo

Requisitos para acceder a la incapacidad temporal como autónomo

Sin embargo, no todas las enfermedades o accidentes, sean profesionales o no, encajan en los términos que marca la Seguridad Social para conceder el subsidio por incapacidad temporal como empleado por cuenta propia. Las condiciones son las que figuran a continuación.

  • Tal y como sucede en el mundo de los asalariados, y también en el de los funcionarios, el primer y más obvio requisito es contar con el informe médico que justifique la incapacidad temporal del trabajador. Ese documento puede ser expedido por un médico de la sanidad pública o por uno de la mutua de accidentes de trabajo. Será uno u otro en función de a quién le pagues la cuota correspondiente.
  • Solicitar ante la Seguridad Social el pago de la baja de los autónomos, cuyo proceso te contamos unas líneas más abajo.
  • Deberás poder demostrar que estás afiliado al Registro Especial de Trabajadores Autónomos y al día en los pagos de las cuotas que, como empleado por cuenta propia, debes abonar a la Seguridad Social.
  • El periodo mínimo de cotización para tener derecho a cobrar el subsidio por baja de los autónomos es de 180 días.
  • En caso de enfermedad o accidente profesional, además de la base mínima, es necesario estar cotizando también por contingencias profesionales para poder acceder a la baja.

Cómo coger la baja siendo autónomo

Para pedir el subsidio de incapacidad temporal como autónomo debes, en primer lugar, pedir cita previa en la página de la Seguridad Social o en el teléfono 901 10 65 70. Podrás ahorrarte este paso previo si abonas la cuota correspondiente a la mutua de accidentes de trabajo, caso en el que deberás ponerte en contacto con ella para que te indiquen el proceso que siguen habitualmente.

La baja como autónomo

A continuación, debes rellenar la solicitud del pago directo de la incapacidad temporal -que puedes descargar aquí y ver justo sobre estas líneas- y entregarlo en cualquier oficina de la Seguridad Social.
La baja siendo autónomoA ese documento debes añadir la declaración de situación de la actividad (aquí arriba). O lo que es lo mismo, el estado en el que queda el negocio, si alguien se va a ocupar del mismo o si cierras temporal o definitivamente.

¿Qué pasa si no puedes desplazarte a una oficina de la Seguridad Social?

Como es lógico, si estás en situación de incapacidad temporal para trabajar, resulta probable que te veas impedido para desplazarte a una oficina de la Seguridad Social al objeto de hacer entrega de los formularios citados. De ser así, una persona autorizada por ti puede encargarse de las gestione oportunas. No obstante, es condición sine qua non que presente una fotocopia compulsada de tu DNI.

Cuánto cobras por la baja como autónomo

En relación al importe que puedes recibir por incapacidad temporal, dependerá de cada caso. El cálculo se realiza dividiendo entre 30 tu base cotización, obteniendo así tu base reguladora. Partiendo de esa cifra, si se trata de enfermedad común, te tocará el 60% de la misma desde el cuarto al vigésimo día de la baja. El porcentaje sube al 75% a partir de la siguiente jornada. Si es una enfermedad profesional, el guarismo será el último citado desde el día posterior a la baja.

Dado que la cotización más habitual es la mínima, veamos el siguiente ejemplo. Si encajas en esa situación, recuerda que la base mínima es de 932,70 euros en 2018, así que tu base reguladora como cifra de partida para calcular el subsidio por incapacidad temporal como autónomo es de 31,09 euros diarios.

Duración de la incapacidad temporal del autónomo

El plazo máximo durante el cual la incapacidad temporal de un autónomo puede estar vigente es de 365 días. No obstante, si hay ciertas condiciones extraordinarias que se analizarán caso por caso, la baja del profesional por cuenta propia puede extenderse otros seis meses más.

Motivos para que concluya la baja laboral del autónomo

Son cinco los escenarios en los que tu baja como trabajador autónomo se dará por finalizada:

  • El primero, más lógico y habitual es que te recuperes de tu enfermedad o accidente, fuera profesional o no, y te den el alta.
  • En el apartado anterior se han mencionado tanto el tope ordinario como el extraordinario para cobrar el subsidio de baja de los autónomos. Transcurrido el primero, como se ha señalado, puedes optar al segundo; pero vencido este último no será posible que sigas de baja por incapacidad temporal.
  • Si desde tu estatus de trabajador, aunque sea de baja, pasas a cobrar la pensión, la incapacidad temporal también concluirá. La paga de jubilación y el subsidio por baja no son compatibles.
  • En caso de fallecimiento del autónomo incapacitado temporalmente.
  • Mientras los cuatro anteriores entran dentro de lo frecuente y pueden no estar en tu mano, sí dependerá de ti presentarte a los exámenes médicos. De no hacerlo, la prestación podría extinguirse.


No olvides que, si tu incapacidad temporal se alarga, deberás obtener los partes de confirmación de baja, bien de la mutua de accidentes de trabajo, bien de la propia Seguridad Social. También desde una de las dos te darán el parte de alta cuando llegue el momento oportuno.

Volviendo a la comparación entre empleados por cuenta propia y ajena, cabe destacar que los autónomos solicitan menos bajas que los asalariados. Sin embargo, cuando dan ese paso se debe a enfermedades o accidentes que, en general, entrañan mayor gravedad. Como consecuencia, las bajas de los profesionales que se emplean a sí mismos se alargan más en el tiempo.

También puede interesarte:
Cómo y cuándo declarar el IVA si eres autónomo
Los autónomos económicamente dependientes
Los falsos autónomos
¿Cuántos autónomos extranjeros hay en España?

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *