Publicidad

Casi 30.000 autónomos menos durante los dos primeros meses de 2010

Las previsiones de las Federaciones de Autónomos se cumplen. Durante los meses de enero y febrero de este año, se han dado de baja un total de 28.544 trabajadores autónomos, que siguen siendo uno de los colectivos más defavorecidos de la recesión que arrastramos.

Según UPTA, Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, la nota positiva es que la disminución en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos durante estos dos primeros meses de 2010 ha sido la mitad que durante los dos primeros meses de 2009, donde se sumó una cifra de 55.316.

La construcción, junto al sector del comercio, siguen siendo los sectores más castigados y donde los autónomos se han visto más afectados. Los datos lo dicen todo, pues este 2010 han cerrado 4.465 negocios y desde febrero de 2009 han cerrado 15.063 comercios.

Entre estos dos sectores han destruido el 57% de afiliados autónomos durante los dos primeros meses de 2010. Otro sector que también ha perdido activos durante febrero fue el del transporte, con 605 afiliados menos.

Por su parte, la hostelería, que venía aguantando las oleadas de la crisis bastante bien, también ha sufrido un serio revés durante este segundo mes del año y ha registrado un descenso neto en la afiliación de 451, sumando ya 1.688 bajas en la afiliación desde el 1 de enero. Esperemos que durante marzo y abril, por las vacaciones de Semana Santa haya habido una recuperación notables en este campo.

La morosidad, la falta de liquidación… son algunos de los motivos por lo que los autónomos siguen dándose de baja. Y continúan con menos prestaciones que el resto de trabajadores por cuenta ajena aún trabajando muchas más horas y pagando una cuota inaceptable al mes por ejercer sus servicios, o lo que es lo mismo por trabajar.

UPTA recomienda aplicar tres medidas importantes para evitar continuamente el descenso de autónomos. Primeramente, establecen que el plan de rehabilitación de edificios y viviendas incluya al trabajo autónomo como grupo prioritario, también que se establezca con urgencia el sistema de créditos directos del ICO, con una participación activa de las asociaciones de autónomos. Finalmente, afirman que comiencen las negociaciones para afrontar un plan de reconversión del comercio familiar, que implante medidas, tanto en la vertiente económica como social, para este colectivo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *