Publicidad

Calcula tu pensión como autónomo: una guía práctica

Calcular la jubilación no es sencillo para ningún trabajador, habitualmente poco acostumbrado a lidiar con números, pero todavía lo es menos para un autónomo, que debe además tener en cuenta los límites en sus bases de cotización. Te explicamos cómo averiguar cuánto cobrarás al jubilarte como trabajador por cuenta propia.

Por necesidad o por oportunidad, los trabajadores autónomos están de moda. Cada vez son más las personas que se dan de alta en el RETA para poder ejercer algún tipo de actividad económica y que dan también sus primeros pasos en el mundo del trabajador por cuenta propia.

Al hacerlo, la mayoría centra su atención en las cuentas mensuales, las declaraciones de IVA, su ‘nuevo’ IRPF o cómo hacer sus primeras facturas. La base de cotización suele dejarse casi siempre al mínimo y cuestiones como cuánto cobrarán al jubilarse tienden a quedar relegadas al último lugar. Sin embargo, como autónomo debes saber que tu pensión será inferior a la de un asalariado y que a diferencia de éstos, tú sí que puedes incidir en lo que cobrarás al jubilarte.

Cómo calcular tu pensión como autónomo

Según un estudio de OPA, la pensión media del autónomo es 465 euros inferior a la del asalariado y el motivo es precisamente que la mayoría de trabajadores por cuenta propia cotiza por la base mínima. Unos pequeños cambios en la cantidad por la que se cotiza a la Seguridad Social pueden suponer importantes mejoras en la pensión. Pero para poder hacer el cálculo de la pensión hay que entender cómo funciona el sistema y cómo se calcula la jubilación del autónomo. ¡Sigue leyendo y te quedará más que claro!

La edad legal de jubilación

Existen muchas diferencias entre autónomos y asalariados, pero la edad legal de jubilación no es una de ellas. Tras la reforma de las pensiones, los 65 años dejan de ser la barrera para la jubilación.Cómo calcular la pensión

Desde el 1 de enero de 2013 cada año que pasa se aumenta un mes en la edad mínima de jubilación hasta alcanzar los 67 años en 2027. El siguiente cuadro ilustra la evolución que seguirá la edad de jubilación en España. En estos casos el periodo de cotización que se utilizará a efectos del cálculo de la pensión será de 15 años.

tabla-anos-jubilacion 1

 

El periodo de cotización

La edad de jubilación marca el momento en el que los trabajadores españoles pueden convertirse en pensionistas y el periodo de cotización,el lapso temporal que se utilizará para determinar la cuantía de la pensión del autónomo en función de lo que se haya cotizado durante el mismo.

La Ley establece una serie de periodos mínimos de cotización que se irán ampliando desde los 15 años vigentes en 2013 hasta alcanzar los 25 años en 2027. En el caso de los autónomos, esto hace que no sea tan fácil jugar con las bases de cotización durante los últimos años de vida.

Además, a este respecto, la legislación también ha incluido restricciones sobre las bases máximas y mínimas que los autónomos pueden aplicar en función de su edad. Lo que ocurre es que con el aumento de los años que tiene en cuenta la base reguladora, muchos autónomos se verán atrapados con cotizaciones inferiores a las previstas. Y es que la práctica habitual era la de cotizar por la base mínima hasta los 47 años y a partir de ahí subirla dentro de los límites que marca la Seguridad Social y que por ejemplo impiden a los mayores de 50 años con bases de cotización bajas aumentar de golpe su cotización -tranquilo, sigue leyendo y te explicaremos exactamente cómo funcionan estos límites-.

El proceso comenzó en 2013 y se extenderá hasta 2027 de la forma en la que muestra la siguiente tabla:

computo-base-reguladora 2

Cómo se calcula la pensión. Cuánto cobrarás

La cuantía final de la pensión dependerá por un lado de lo que hayas cotizado a la Seguridad Social -de ahí la importancia de las bases de cotización- y del número de años cotizados. De forma resumida, para poder cobrar el 100% de tu base reguladora -de lo que te correspondería por las cantidades cotizadas- deberás de haber cotizado un mínimo de años. Cuanto más alejada esté tu cifra de este mínimo, menor será el porcentaje que cobres.

En este sentido, hay que acreditar un mínimo de 15 años para poder acceder al 50% de la base reguladora y será necesario haber cotizado 37 años para llegar al 100%.

La siguiente tabla recoge la evolución a lo largo de los próximos años.

Porcentaje de jubilación en función de los años cotizados

Límites al aumento de la base de cotización

Como ya hemos apuntado, hasta la reforma era muy habitual que un empresario cotizase por la base mínima hasta los 50 años y aumentase de golpe sus contribuciones sociales durante los últimos 15 años para lograr una pensión más alta. La nueva legislación ‘ataca’ directamente esta práctica aumentando efectivamente los años que se tienen en cuenta para el cómputo de la pensión -recuerda que de 15 pasarán a ser 25 años- y limitando este tipo de saltos en la base de cotización.

Así quedan las cotizaciones a la Seguridad de los Autónomos en 2015:

Bases-de-cotizacion-Autonomos-2015

La propia Seguridad Social es la encargada de establecer cada año estos límites en las bases de cotización de forma que ahora mismo el mínimo está fijado en 884,4 euros  y el máximo en 3.606 euros. Sin embargo, existen algunas restricciones directamente relacionadas con el cálculo de jubilación. En este sentido, los trabajadores menores de 48 años pueden escoger cualquier base de cotización entre el máximo y el mínimo, al igual que los autónomos que a 1 de julio de 2011 contasen con una base de cotización igual o superior a los 1.888,8 euros. Sin embargo, con la entrada en vigor de la reforma de las pensiones, los autónomos entre 48 y 49 años con bases de cotización inferiores a 1.888,8 euros mensuales ya no pueden aumentarla por encima de los 1960,60 euros, lo que afecta directamente a su futura pensión.

Lo que ocurre es que con el aumento de los años que tiene en cuenta la base reguladora, muchos autónomos se verán atrapados con cotizaciones inferiores a las previstas. Y es que la práctica habitual era la de cotizar por la base mínima hasta los 47 años y a partir de ahí subirla dentro de los límites que marca la Seguridad Social y que por ejemplo impiden a los mayores de 50 años con bases de cotización bajas aumentar de golpe su cotización.

Y si todo esto te ha parecido demasiado engorroso, siempre puedes echar mano de la herramienta de autocálculo de la Seguridad Social que te ayudará a dar con tu pensión aproximada y que puedes encontrar en este enlace.

Imagen superior –  val lawless en Shutterstock

Publicidad
Comments are closed.