Publicidad

Build up, compras para ganar músculo

Crecer es, a priori, el objetivo de cualquier empresa. A mayor tamaño, mayores recursos, la posibilidad de acceder a nuevos mercados, exportar e incluso producir fuera de España, ser más competitivo… El sueño de cualquier pequeño y mediano empresario. Pero para ello suelen hacer falta fuertes inversiones, un acertado plan de negocio, dedicación y otra serie de variables que no siempre son controlables. En definitiva, una serie de importantes trabas que dificultan y obstaculizan el camino hacia ser dueño de una gran empresa. Por suerte, existen algunos atajos para alcanzar el objetivo y ganar volumen y fuerza. Uno de los que quizás está más de moda es el denominado build up, un término inglés que sirve para describir las operaciones por las que una empresa consigue ganar tamaño mediante la adquisición de una o varias compañías, bien sean rivales en diferentes mercados geográficos o con las que, simplemente, se mantiene una relación vertical cliente-competidor.

Este proceso de adquisición suele permitir a la empresa situada a la cabeza ganar volumen con gran rapidez, lo que, como comentaba al principio del post le permitirá abrir nuevos mercados en menor tiempo y abrir su abanico de proveedores. Para llevar a cabo estas operaciones lo más común es recurrir a las firmas de capital riesgo, no sólo para que realice la aportación financiera sino para que colabore en los complejos procesos de adquisición e integración.

Un claro ejemplo de build up llevado a cabo con éxito es el ejecutado hace unos meses por la empresa de capital riesgo Catalana d’Iniciatives, que ha impulsado la concentración de las cuatro principales compañías de la industria española del doblaje para convertirlas en líder europeo en su sector. El grupo, formado por los Estudios Abaira (Madrid), Grupo Soundtrack (Cataluña), CTV Galaxia (Galicia) y Matinha Studio (Portugal), se ha convertido en el primer operador europeo de doblaje tras realizar una inversión global de 18 millones de euros en la operación, de los que siete millones correspondieron a Catalana, que se hizo con una participación accionarial del 70 por ciento del grupo.

Aunque cada build up es diferente, ya que diferentes son las circunstancias y situaciones que rodean a la empresa, existen una serie de pasos comunes a todos ellos. De esta forma, antes de llevar a cabo ningún tipo de acción hay que establecer un plan de integración en el que intervienen la empresa compradora y vendedora. En él se estudia la situación del mercado y las posteriores oportunidades de negocio. A continuación tiene lugar la negociación de las condiciones de compra y venta, búsqueda de financiación (Capital Riesgo), y el cierre de la operación. Una vez está oficialmente aprobada la operación es necesario integrar ambas compañías, y una vez culmina este proceso se produce la desinversión por parte de la empresa de Capital Riesgo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *