Publicidad

Billin, una plataforma online imprescindible para autónomos y pymes

La facturación es, para muchas empresas, un verdadero quebradero de cabeza, especialmente para autónomos y pequeños emprendedores. Y no lo es por el tamaño o el total de clientes, sino por la falta de efectivos o departamentos en estas organizaciones que sepan controlar todos estos aspectos.

laptop-2562325_960_720

Por fortuna, para solucionar esta papeleta, la informática es una buena aliada. Es indudable que la facturación es una tarea tediosa, un tanto aburrida, pero fundamental para que cuadren las cuentas de la empresa y la contabilidad funcione. Gracias a programas ofimáticos que incluyen plantillas para realizar facturas, con poco esfuerzo se puede llevar la contabilidad al día, siempre que se adquiera cierta soltura en la materia.

En cualquier caso, a pesar de que los programas ofimáticos son una opción interesante para controlar la facturación y la contabilidad de las empresas, la mejor solución son los programas o plataformas de facturación.

Uno de estos programas es Billin, que funciona como plataforma online gratuita. Mediante esta vía, es posible facturar rápido y fácil con la seguridad de que los asientos contables están en perfecto estado. Este programa es válido para hacer facturas y con él se pueden ahorrar hasta 16 horas mensuales en esta tarea.

Los responsables de Billin, los creadores del proyecto, llegaron hasta esta idea siendo conscientes de las limitaciones que encuentran pymes y autónomos cuando envían facturas elaboradas a partir de programas como Word o Excel y esperan que se las abonen los clientes.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar un programa de facturación?

Este tipo de programas, especialmente si son plataformas de acceso gratuito, permiten a autónomos y emprendedores ahorrar mucho tiempo en la tarea de facturación. El servicio que ofrece Billin ayuda a crear facturas en menos de un minuto, siguiendo pasos intuitivos para terminar de manera rápida estos trámites. Ese tiempo que no se dedica a la facturación puede ser aprovechado en tareas más productivas.

Además, con la plataforma de Billin, los clientes abonan más rápido la factura, pues solo con hacer un clic en la factura online pueden pagar. Billin asegura un cobro de facturas hasta 10 veces más rápido.

Una ventaja añadida de esta plataforma, así como de otros programas de facturación que responden a una misma dinámica, es que con ellos es posible tener todos los datos de las facturas ordenados y dispuestos de una forma dinámica. El objetivo no es otro que acceder a ellos de manera fácil y rápida, para cotejar los datos necesarios y hacer uso de ellos en todo momento.

Además de ayudar en la tarea de facturación, estas herramientas de software colaboran en el apartado de contabilidad, ofreciendo opciones para controlar gastos e ingresos a lo largo del tiempo.

Desde un punto de vista estético, programas como Billin permiten personalizar las facturas, para hacer llegar a los clientes estos documentos transmitiendo una imagen corporativa que diferencia a la empresa de otras de la competencia. Esto es interesante, porque es una forma de captar y fidelizar clientes diferente.

Billin, plataforma gratuita disponible para autónomos y pymes en la que confían miles de emprendedores en España, se adapta a los nuevos tiempos. Con este programa se puede acceder a todas las facturas de la empresa desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo: el ordenador de la oficina, en un móvil durante un viaje o en una tablet.

La inmediatez y garantizar la accesibilidad es fundamental en los tiempos que corren, porque en cualquier momento puede surgir alguna circunstancia que obligue a consultar documentos de la contabilidad de la empresa.

Por último, Billin y otros programas de facturación ayudan a mantener todas las facturas organizadas atendiendo a las necesidades concretas de cada empresa, de modo que se pueden ordenar atendiendo a clientes, proveedores, por carpetas, por fecha o atendiendo a otras casuísticas.

Muchos ya denominan a Billin como el dropbox de las facturas. Creada en 2015, esta plataforma ha ido creciendo de manera sostenible hasta situarse como todo un ejemplo de emprendimiento. Diego Goya y Marco de la Cueva, dos jóvenes madrileños, idearon esta plataforma cuando aún no habían cumplido los treinta años y los proyectos de externalización llevan a estos emprendedores a proyectar su plataforma hasta países como Colombia, México, Portugal, Alemania o Gran Bretaña.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *