Publicidad

Aprovecha las vacaciones para dar un paso al frente

Ya están aquí las vacaciones de Navidad. Son días en los que es más fácil distraerse entre compras, comilonas y regalos que en estar centrado en el trabajo. Parece que todo se para y tú no puedes hacer nada. Sin embargo, se pueden hacer muchas cosas en estos días con los que puedes sacar ventaja respecto a la gran mayoría que relaja su ritmo de trabajo. Os damos siete claves para aprovechar estos días laboralmente hablando.

Aprovecha las vacaciones para dar un paso al frente

  1. Crea una lista de deberes. Priorizar. En estos días se pueden perder hasta 150 horas de trabajo, por lo que las personas que quieren aprovechar al máximo el tiempo deben priorizar las cosas que más prisa corren o las más necesarias porque el parón afectará a nuestra productividad no tanto por nuestra actividad como por la de los demás.
  2. Establece objetivos tangibles. Son días en los que es muy difícil que nuestros proyectos salgan adelante y se concreten. Pongámonos, por tanto, un objetivo en esta fechas asumible para no frustrarnos.
  3. Haz conexiones valiosas. No es momento de buscar a personas que nos interesan en las oficinas, pero puede ser que puedas interactuar con ellas fuera de ellas, mantener un primer contacto con personas interesantes que te encuentras. No se trata de cerrar acuerdos, pero sí de realizar un primer contacto informal para que el segundo, en enero, sea más productivo.
  4. Construye capital social. Es un momento para dejarte ver, dejarte conocer desde otra perspectiva. Participa de las celebraciones, organiza y colabora de manera desinteresada. Eso también te ayuda en tu negocio o en tu trabajo.
  5. Selecciona bien tiempo. No hay una gran idea que vaya a envejecer en 20 días. Si un gran proyecto lo parece en medio de las navidades lo será el 7 de enero y tendrá más posibilidades de salir adelante. Tomate este tiempo para evaluar esa nueva idea y no te involucres en nuevos proyectos entre copa y copa.
  6. Demuestra gratitud. Estos días son momentos para demostrar el aprecio que tenemos a nuestros colaboradores. Es más fácil expresarse y es bueno. Una muestra de agradecimiento en estos días, un comportamiento que haga entender a esas personas lo importante que son, puede tener una repercusión superpositiva después de las fiestas.
  7. Suelta la tensión. Es momento de mantener la tensión arterial baja y la moral alta. Con todo el estrés que has pasado durante todo el año, una bajada de revoluciones no es tan mala noticia. Disfruta de las fiestas.

También te puede interesar:

 

Imagen de Guschenkova de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *