Publicidad

Darse de alta como autónomo extranjero

Descubre los requisitos, las gestiones y los trámites necesarios para trabajar por cuenta propia en España siendo inmigrante, tanto para el comunitario como para aquel que no lo es.

La supresión de fronteras en el seno de la Unión Europea (UE), la continua mejora en los sistemas de transporte, la búsqueda de una vida mejor por parte de personas que carecen de oportunidades en sus lugares de origen… La explicación de por qué la inmigración ha crecido en los últimos años implica una respuesta múltiple, pero la realidad es que al menos un 10% de los residentes en España tiene origen foráneo, llegando a rebasar el 20% en determinadas zonas. Ello sin contar con la inmigración ilegal.
Cómo dar de alta autónomo extranjeroEse hecho sociológico tiene, como no puede ser de otra manera, su reflejo en el mercado laboral. También en la actividad por cuenta propia. Así, el 16% de los autónomos procede de otro país, lo que arroja una cifra que supera los 320.000 profesionales. Además, se da la circunstancia de que los extranjeros son particularmente activos en este segmento de trabajadores, ya que dos de cada cinco nuevas afiliaciones al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) durante los cinco primeros meses de 2018 fueron realizadas por ciudadanos foráneos. En total, más de 20.000 altas. Aquí puedes saber más sobre cuántos autónomos extranjeros hay en España, su procedencia o a qué actividades se dedican.

Requisitos para trabajar como autónomo en España siendo extranjero

Todos ellos han tenido que hacer una serie de gestiones para poder ejercer la actividad por cuenta propia en España, es decir, hacerse autónomos. En el caso de los ciudadanos comunitarios, en esencia, los trámites no difieren mucho de los que se exigen a los nacionales, como te explicaremos más adelante.

Darse de alta como autónomo extranjero no comunitario

Si se trata, en cambio, de personas procedentes de fuera de la UE, el asunto varía notablemente. Dado que es más complejo este último proceso, veamos primero los requisitos para trabajar como autónomo en España siendo extranjero no comunitario.
Dar de alta autónomo extranjero

Autorización de residencia temporal

El primer paso es obtener la residencia temporal, para lo que se exigen las siguientes condiciones si se pretende darse de alta como autónomo:

  • No encontrase irregularmente en territorio español.
  • Ser mayor de 16 años.
  • No ser ciudadano de un país de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo (incluye a los comunitarios, así como a Islandia, Liechtenstein y Noruega) o de Suiza.
  • El candidato a autónomo extranjero no comunitario tampoco debe ser familiar de ciudadanos de los países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la UE.
  • Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento nacional.
  • No tener prohibida la entrada en el país y tampoco figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.
  • No encontrarse dentro del plazo de compromiso de no retorno a España que el extranjero haya asumido al retornar voluntariamente a su país de origen.
  • Cumplir los requisitos que la legislación vigente exige para la apertura y funcionamiento de la actividad proyectada.
  • Poseer la cualificación profesional exigible o experiencia acreditada suficiente para el ejercicio de la actividad profesional, así como la colegiación o la homologación cuando así se requiera.
  • Poder acreditar que la inversión prevista sea suficiente y la incidencia, en su caso, en la creación de empleo.
  • Poder acreditar que cuenta con recursos económicos suficientes para su manutención y alojamiento, una vez deducidos los necesarios para el mantenimiento de la actividad.

Permiso para trabajar por cuenta propia

Además de la autorización de residencia, también es necesario el permiso para trabajar por cuenta propia. Esos dos documentos son, de hecho, imprescindibles para darse de alta como autónomo siendo extranjero. Los requisitos son los mismos -los que figuran líneas arriba- para ambos procesos. Quitando el primero, que no procede en el segundo caso cuando se trate de foráneos que lleven en España por un plazo de un año en situación de residencia legal.

Una vez logradas sendas autorizaciones de residencia y de trabajo por cuenta propia, el trabajador extranjero contará con un plazo máximo de un año para usarlas. Después deberá presentar la solicitud de renovación de ambas, teniendo que ser en los dos meses anteriores a que expiren los permisos.
Alta autónomos extranjerosTanto la primera solicitud como las futuras renovaciones deben presentarse en la oficina consular española correspondiente al lugar de residencia, en persona y mediante el modelo EX01.

Darse de alta como autónomo extranjero

Una vez obtenidos los dos documentos nombrados, el proceso se vuelve más sencillo y los trámites se asemejan a los que debe llevar a cabo un ciudadano nacional. Básicamente, darse de alta como profesional por cuenta ajena en Hacienda y en la Seguridad Social. Te contamos los últimos pasos de cómo darse de alta como autónomo extranjero.

Darse de alta como autónomo extranjero en Hacienda

Dicen que hay dos cosas seguras en este vida, la muerte y Hacienda. En el caso de los empleados por cuenta propia foráneos nada cambia sobre esa máxima. Así que el siguiente peldaño es darse de alta en la Agencia Tributaria como autónomo. ¿Cómo? Es sencillo: pasando a formar parte del Censo de Empresarios y Retenedores. En él hay que facilitar la información personal como obligado tributario y tres tipos de datos complementarios:

  1. Declaraciones o autoliquidaciones que deben presentar periódicamente.
  2. Situación tributaria del obligado. Este apartado incluye las especificidades en la tributación del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) o el impuesto sobre sociedades (IS), del impuesto sobre el valor añadido (IVA) si corresponde y la posible inclusión en el Registro de Operadores Intracomunitarios y la calificación de la actividad con arreglo al epígrafe que toque en el impuesto sobre actividades económicas (IAE)El alta censal se lleva a cabo mediante los modelos 848 y 840.
  3. Teléfono, dirección de correo electrónico y dirección de Internet.

Alta autónomo extranjeroEn Hacienda, básicamente lo que se hace es la declaración censal, que no es otra cosa que atestiguar el comienzo de la actividad. Para ello se utilizan los modelos 036 y 037, siendo el trámite gratuito. Asimismo, al darse de alta en la Agencia Tributaria se eligen las opciones de tributación que después deberán cumplirse y que afectan a la retención de IRPF: por módulos o mediante estimación directa.

Darse de alta como autónomo extranjero en la Seguridad Social

A continuación, el implicado debe darse de alta como empleado por cuenta propia extranjero en la Seguridad Social. Lo primero es tener presente que, a pesar de que el permiso para trabajar por cuenta propia antes mencionado sea concedido, su validez está condicionada a la posterior afiliación en la Seguridad Social en un lapso máximo de un mes desde que el solicitante reciba la correspondiente notificación. Aquí tendrás que darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Recuerda, eso sí, que debes acudir primero a Hacienda, ya que si no estás incluido en las bases de datos de la Agencia Tributaria, no podrás acceder a la Seguridad Social.

Darse de alta como autónomo extranjero comunitario

Volviendo, de nuevo, a los autónomos europeos, cabe recordar que el régimen comunitario permite la libre circulación, estancia, residencia y trabajo de los ciudadanos, sea en España o en otros países miembros de la UE. Además de Suiza y de los ya citados que se encuentran incluidos en el Espacio Económico Europeo. Para ellos, el proceso para hacerse autónomos en España es mucho más sencillo, debiendo únicamente añadir a lo que haría un nacional el certificado de registro de ciudadano de la UE. Ese documento es exigible tanto para trabajar como para los ciudadanos comunitarios que vayan a residir en el territorio del Estado por un periodo superior a tres meses. A través del mismo quedarán inscritos en el Registro Central de Extranjeros.

En lo que se refiere a la Seguridad Social, los autónomos comunitarios necesitan únicamente el Número de Identificación de Extranjero (NIE). Con ese documento y presentando el el modelo TA1 les facilitarán su número de la Seguridad Social.

Registro Mercantil y licencia de apertura

A los pasos básicos ya explicados habrá que sumar otros que dependerán de la actividad, como pueden ser lograr la la licencia de apertura o inscribirse en el Registro MercantilÉstos ya dependerán del tipo de actividad que se vaya a iniciar y si ésta requiere o no un local o si al hecho de hacerse autónomo se suma también la creación de una sociedad.

En último lugar, es preciso destacar que los trabajadores extranjeros también pueden combinar una actividad por cuenta propia con otra por cuenta ajena, necesitando los papeles mencionados y, por supuesto, un contrato de trabajo para desarrollar la correspondiente labor profesional como asalariado.

También puede interesarte:
Cómo y cuándo declarar el IVA si eres autónomo.
Los accidentes laborales in itinere en los autónomos.
¿Es posible cobrar el paro y ser autónomo al mismo tiempo?

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *