Publicidad

Los accidentes laborales ‘in itinere’ en los autónomos

¿Qué ocurre si, como autónomo, tienes un accidente yendo o volviendo del trabajo? ¿Estás cubierto en ese caso? Descúbrelo aquí

Los trabajadores por cuenta propia van ganando derechos respecto a los asalariados, estén contratados éstos por grandes compañías o por pequeñas y medianas empresas. En prestaciones por desempleo, en pensiones de jubilación y ahora también en lo que se refiere a los accidentes laborales. Esta última mejora está incluida en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo y supone satisfacer una de las demandas históricas del colectivo. Te contamos cómo están contemplados los accidentes laborales in itinere en los autónomos.
Los accidentes 'in itinere' en los autónomos
La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, ATA, entre otras organizaciones, llevaba años pidiendo que estos hechos in itinere fueran reconocidos para los trabajadores por cuenta propia, puesto que los accidentes en el ámbito profesional son una de las causas más habituales que producen las bajas laborales. Con todo lo que ello conlleva para el mercado del trabajo.

Los accidentes laborales

Desde 1994 y hasta hace unos años, la Ley General de la Seguridad Social (LGSS) determinaba en su artículo 115 que un accidente laboral es toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia de la labor profesional que ejecute por cuenta ajena. Es decir, que los empleados por cuenta propia quedaban excluidos.

¿Para qué autónomos es obligatorio cotizar por contingencias profesionales?

Sin embargo, con la aprobación de la Ley 20/2007 el Estatuto del trabajador autónomo aquéllos pasaron a tener derecho a las prestaciones por contingencia profesionales, siendo obligatoria la cotización para los autónomos económicamente dependientes y voluntaria para el resto estos trabajadores.
Los accidentes laborales 'in itinere' en los autónomos
No obstante, la lesión no constituye, por sí sola, un accidente de trabajo. Para que éste tenga la consideración de tal debe cumplir los siguientes criterios:

  1. Que el trabajador sufra una lesión corporal. Entendiendo por lesión todo daño o perjuicio causado por una herida, golpe o enfermedad. Se asimilan a la lesión corporal las secuelas o enfermedades psíquicas o psicológicas.
  2. Que el accidente sea con ocasión o por consecuencia de la labor profesional, es decir, que exista una relación de causalidad directa entre trabajo y lesión.

¿Qué es un accidente in itinere?

Dentro de los accidentes laborales hay un tipo especial, los llamados in itinere. Éstos son los sufridos por el profesional durante el desplazamiento hacia o desde el lugar de trabajo partiendo o regresando a casa. Los accidentes in itinere también puede darse durante la visita a un cliente.

Los accidentes in itinere en los autónomos

Los accidentes in itinere son precisamente los que hasta el pasado año no estaban reconocidos para los trabajadores autónomos, lo cual, obviamente, significaba un evidente trato diferenciado en relación a los asalariados.

Los accidentes in itinere, en la nueva ley de autónomos

Sin embargo, los accidentes in itinere sí figuran en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo y su compensación ya está disponible para los profesionales por cuenta propia. Este hecho -que una baja laboral pueda ser reconocida por un accidente in itinere- tiene una relevancia considerable para los autónomos. La clave está en que se distingue de una baja laboral por enfermedad común o accidente no laboral.

¿Cuánto cobrarás si se trata de un accidente in itinere?

La diferencia entre que un incidente sea considerado un accidente in itinere o una baja laboral por enfermedad común es significativa, ya que, al tratarse del primer caso, el trabajador autónomo cobra la incapacidad temporal desde el primer día. De ser el segundo supuesto, el profesional por cuenta propia cobraría a partir del cuarto día de baja.
Los accidentes laborales in itinere en los autónomos
La ventaja también es llamativa en la prestación por accidente laboral, puesto que es mucho más alta. De esta manera, el autónomo cobra el 75% de la base cotización, mientras que, de la otra forma, accedería al 60% de aquélla hasta el día 21 y, después, ya quedaría en el 75%.

¿Están cubiertos los autónomos que trabajan en casa?

Si eres de los profesionales que tienen su residencia como domicilio fiscal porque trabajas en casa, el panorama es distinto. En esos supuestos, el trabajador autónomo no verá seguramente reconocido el incidente en cuestión como accidente in itinere, ya que, desde un punto de vista legal, no existe distinción entre el domicilio de trabajo y el personal.

Requisitos para el reconocimiento de un accidente in itinere

Los accidentes in itinere deben cumplir los siguientes parámetros:

  • La distancia entre el domicilio y el puesto de trabajo es irrelevante. Si se produce en ese trayecto, será tomado como un accidente laboral.
  • Además, para que sean considerados como tales, no deben producirse interrupciones en el trayecto entre el trabajo y el accidente. Por ejemplo, unas compras.
  • El tiempo que dura el trayecto debe ser el aproximado que suela llevar cubrir el itinerario.
  • El profesional debe emplear tanto el itinerario como el medio de transporte habituales para ir al trabajo o volver a casa.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *